Subir

Una gestión cultural pionera y feminista

 

Por Manuela Carmena, Alcaldesa de Madrid

@ManuelaCarmena

 

Empezamos 2018 con el cumplimiento de un objetivo estratégico para la política cultural de nuestra ciudad. En un proceso pionero y ejemplar, todos los grandes centros culturales y teatros de Madrid han estrenado direcciones artísticas elegidas por concurso público, cerrando un ciclo que comenzó el pasado año con el Teatro Español y Naves de Matadero. De esta manera, Conde Duque, Matadero Madrid, CentroCentro, Fernán Gómez-Centro Cultural de la Villa, Circo Price y MediaLab Prado arrancan una nueva etapa con los mejores proyectos artísticos al frente.

 

Ha sido la primera vez que estos puestos se eligen por concurrencia pública de acuerdo con las buenas prácticas en cultura. Ocho jurados expertos, independientes y paritarios realizaron la selección de entre casi 200 candidaturas. El resultado: cinco mujeres al frente de cinco de estos ocho espacios culturales de referencia en Madrid.

 

Gracias a este proceso podemos decir con orgullo que el Ayuntamiento de Madrid cuenta con un equipo de direcciones artísticas liderado en su mayoría por mujeres, cuya elección se basa en el mérito y la calidad de sus propuestas. Profesionales con trayectorias incontestables que darán a la ciudad de Madrid lo mejor de su experiencia.

 

Es evidente la ausencia histórica de mujeres en puestos directivos, también en las instituciones culturales, que además representan una gran mayoría en el ámbito de la gestión cultural. Por eso desde el Ayuntamiento hemos querido abrir una nueva página, basada en la concurrencia pública, que premia el mérito, la capacidad y favorece la igualdad de oportunidades. A su vez, los jurados paritarios permiten que esta perspectiva de igualdad se convierta en algo real.

 

Las nuevas direcciones artísticas se suman al equipo político del Área de Cultura, formado en su mayoría también por mujeres. Un Área de gobierno donde la perspectiva de género permea diferentes aspectos de la gestión y las decisiones políticas. Por citar solo dos ejemplos, se incorpora al diseño de las nuevas bibliotecas o a la redacción de pliegos de las licitaciones públicas.

 

Los espacios culturales incorporan proyectos comprometidos con los debates feministas más vanguardistas, así como el protagonismo de las creadoras y mujeres artistas en las programaciones y fiestas de la ciudad. Buena muestra son los Veranos de la Villa, Matadero Madrid y el Teatro Español que cuidan, incluyen y abordan en sus programas y gestión la igualdad de género. Con motivo del 8 de marzo además se presenta en Conde Duque Ellas crean, un festival que tiene a las creadoras como protagonistas realizado en colaboración con el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades.

 

Por último no podemos olvidar la importancia de visibilizar la huella y el legado de las mujeres de la cultura. Por ello incluimos nuevos criterios con perspectiva de género en el Plan Memoria, destinado al reconocimiento de los grandes personajes de nuestra historia. María Lejárraga, Luisa Carnés, Elena Fortún o Ernestina de Champourcín son parte de los nombres de la cultura que vuelven a estar presentes en nuestras calles para que nunca más el legado cultural se recuerde sin la aportación de las mujeres.

No hay comentarios

Publicar un comentario