Subir
Souvenir

‘Souvenir’ o ser esclavo del recuerdo

 

Fran Perea, malagueño, se estrena como director de escena con esta obra eminentemente malagueña, de autor malagueño, Pablo Díaz Morilla, y equipo artístico malagueño, auspiciada por Factoría Echegaray. Desde ya puede verse en los Teatros Luchana.

 

Por Álvaro Vicente / @AlvaroMajer

 

Imagínense no olvidar nada. No olvidar ningún número de teléfono, ningún libro leído, ninguna calle transitada, ningún paisaje, ninguna imagen, ningún amor pasado, ningún dolor moral. Esa exaltación anormal e incontrolable de la memoria se llama hipermnesia. Y es el trastorno que sufre el protagonista de Souvenir (claro, cómo se iba a llamar si no la obra), Salomon Shereshevski, un periodista que vivió a principios del siglo XX en Rusia y que fue la primera persona diagnosticada con esta enfermedad, la funesta enfermedad de recordarlo absolutamente todo. El autor malagueño Pablo Díaz Morilla escribió esta pieza a partir del personaje real, la presentó en Factoría Echegaray (ahora hablaremos de este milagro que es Factoría Echegaray) y desde allí llegó a Fran Perea, otro malagueño ilustre, que venía rumiando ya un tiempo la posibilidad de lanzarse a la dirección escénica. Souvenir fue la obra que atizó definitivamente ese fuego interior y el actor se lanzó, junto a sus socios de la compañía Feelgood, en busca de este sueño.

 

Dos niveles de lectura

“La obra -comenta Perea- ofrece en principio la lectura superficial, la de la historia de Shereshevski y de su relación con su mujer y con el médico que le trató. Pero luego te invita a una reflexión, creemos nosotros, muy interesante, algo que se ha convertido en el alma del proyecto y que tiene que ver con nuestra relación con el recuerdo, con la memoria, ese elemento extraño y selectivo que tenemos ahí, en la cabeza. Memoria a corto plazo, memoria a largo plazo, qué recuerdas, qué olvidas, los objetos que disparan recuerdos… Y todo esto metido en la historia de un hombre que vivió a principios del siglo XX, que si alguien así, hoy en día, es un bicho raro, imagínate en esa época… Es muy bonito pensar qué nos sugieren las cosas, las personas, qué color tienen, qué aroma. Esa es la sensibilidad que hemos tratado de compartir en la función”.

 

Dentro de su cabeza

Curtido como actor en el teatro a las órdenes de José Carlos Plaza, Claudio Tolcachir, Fernando Soto, Castrillo-Ferrer o Yayo Cáceres, algo de todos ellos, asegura Fran Perea, ha aplicado en esta primera ocasión en la que se atreve a dirigir: “sé el tipo de teatro que me gusta y el que quiero hacer, un teatro muy dinámico. Para mí, el teatro es un acto de comunicación y tiene que ser vibrante. Y el mensaje tiene que llegar lo más nítido posible”. Se ha apoyado en una escenografía y una iluminación al servicio de su idea de partida: meter al espectador en el mundo abstracto de la mente de un hipermnésico. Por cierto que, como los actores (Steven Lance, Ángel Velasco y Esther Lara), la ayudante de dirección (la también actriz Rocío Vidal), el autor y el propio director, los escenógrafos (Dita Segura y Juan Heras) y el iluminador (Michael Collis) también son malagueños.

 

Apoyo público a la cultura

Los proyectos que nacen bajo el paraguas del nuevo espacio de creación Factoría Echegaray ubicado en el Teatro Echegaray de Málaga tienen que tener, digamos, una cuota de profesionales malagueños, aunque obligatorio como tal solo es que las producciones que se emprenden tengan intérpretes oriundos de la ciudad, para dar oportunidades laborales. Factoría, dependiente del Ayuntamiento de Málaga, ha nacido esta temporada con la intención de producir 7 espectáculos anuales en una convocatoria internacional abierta a todo el mundo, a cualquier disciplina escénica. Se financia la producción y se programa en el teatro entre dos o tres semanas y luego, como dice Fran Perea, te regalan tu producción. ¿Es posible? Lo es. Solo hace falta, como siempre, voluntad política.

 

SOUVENIR

Autor: Pablo Díaz Morilla

Director: Fran Perea

Intérpretes: Steven Lance, Ángel Velasco y Esther Lara

Teatros Luchana. Hasta el 26 de noviembre

 

No hay comentarios

Publicar un comentario