Subir

Ser un hombre

Por Sergio Díaz

 

Si yo fuera un adolescente me acercaría al mundo femenino para empezar a entender. Si yo fuera un hombre dejaría de hacer chistes con connotaciones sexuales ofensivas para las mujeres que no tienen ni puta gracia. Si yo fuera un hombre opinaría sobre temas que afectan a las mujeres con empatía, poniéndome en su lugar, no basándome en mis gustos, deseos o creencias marcadas por la testosterona. Si yo fuera un hombre me marcharía sin más cuando me dijesen que me marchase. Si yo fuera un hombre aceptaría un “No” por respuesta. Si yo fuera un hombre aceptaría sin problemas tener a una mujer como jefa; y antes de pronunciar la frase “¿Con quién se habrá acostado esa para llegar ahí?”, pensaría primero en si soy tan listo como creo, porque a lo mejor es que simplemente soy un imbécil. Si yo fuera un hombre, cuando me encontrase con una mujer enfadada o con carácter desterraría las frases tipo: “esa necesita un buen polvo” o “lo que ocurre es que es una malfollada”, quizás es que el enfado se lo provoque el hecho de tener que ver todos los días mi cara de gilipollas.

 

Si yo fuera un hombre dejaría de ver a las mujeres simplemente como objetos de placer. Si yo fuera un hombre dejaría de pensar en tener que satisfacer los deseos de mi polla por encima de todo y a todas horas y le dedicaría más tiempo a cultivar mi cerebro y mi corazón. Si yo fuera un hombre dejaría de mirar a las mujeres por la calle con cara de salido baboso, independientemente de cómo fueran vestidas (el problema no está en su ropa, está en mi mirada). Si yo fuera un hombre dejaría de sentirme amenazado por la palabra feminismo, algo que lucha por la igualdad entre seres humanos no es malo. Si yo fuera un hombre sería un feminista convencido mientras siguiera habiendo alguna mujer en el mundo que sufriera violaciones, agresiones, vejaciones, mutilaciones y fuera asesinada; y aunque eso por fin dejase de suceder, seguiría siendo feminista; he vivido 39 años en una sociedad dominada por el patriarcado machista y no me gusta una mierda.

 

Si yo fuera un hombre me gustaría parecerme a ese hombre.

 

#otramasculinidadesposible

No hay comentarios

Publicar un comentario