Subir

Rodrigo Arribas: “Es imprescindible la participación de la población de Ocaña para llevar a cabo una obra así”

Por sexto año consecutivo, Ocaña acogerá una nueva edición del Festival de Teatro de Peribáñez. Las calles y las plazas de esta localidad toledana se convertirán en un escenario que dará vida al Siglo de Oro. Como novedad este año, la Concejalía de Cultura de la localidad ha querido contar con el asesoramiento artístico y técnico de la Fundación Siglo de Oro, promotora de la Fiesta Corral Cervantes. Rodrigo Arribas, director ejecutivo de la Fundación, nos habla de este gran evento

 

 

Por Ka Penichet

Foto Portada: Samuel Rivera

 

 

¿Cómo surgió la iniciativa, hace seis años, del Festival de Teatro Peribáñez?

El proyecto nace en 2013 pero sus antecedentes datan de 1976 cuando la Compañía de Teatro Clásico de Almagro presentó en Ocaña la obra Peribáñez y el Comendador de Ocaña, en la Plaza Mayor de la localidad. Posteriormente, en 1990 y dirigida por un vecino también se representó en el Teatro Lope de Vega. En 2013, la corporación municipal a cuyo frente se encuentra la alcaldesa Remedios Gordo, tuvo la idea de retomar la iniciativa de la representación de este texto pero engalanando los balcones y utilizando la Plaza Mayor como decorado, incorporando caballos, fuegos artificiales, rondallas, bailes, gigantes y cabezudos, y sobre todo con la participación de más de 200 vecinos del pueblo que forman parte del elenco.

 

¿Qué importancia tiene Peribáñez para el municipio de Ocaña?

Es la inmersión e inversión de todo un pueblo implicado con Lope y su obra Peribáñez y el Comendador de Ocaña, tanto para interpretar a los personajes como para construir los decorados, el vestuario, infraestructuras… y por descontado como espectadores. Ha fomentado el turismo y ha recuperado el centro histórico de la localidad. Es un valor añadido a la riqueza cultural de Ocaña con el objetivo de enmarcar este joven festival dentro del panorama cultural nacional.

 

¿Qué valoración haces de las ediciones anteriores?

Cada año, se ha representado con gran éxito y se ha ido complementando con otras actividades. De ser una representación en fin de semana donde, año a año se añadían nuevos eventos, después de la 5ª edición, y una vez que la obra principal ya estaba afianzada, vieron la necesidad de convertir la representación Peribáñez… en un festival de teatro que permitiese retroceder en el tiempo y transformar la ciudad en un espacio del Siglo de Oro con sus personajes y vecinos.

 

¿Qué novedades alberga esta edición?

Además de convertir la representación en festival, por primera vez se representa una obra por niños, en una versión de El Lazarillo de Tormes. También se ha realizado un vídeo promocional, se ha introducido el personaje de Lope de Vega en el montaje Peribáñez y el Comendador de Ocaña, y han contado con la colaboración de la Fundación Siglo de Oro, que se incorpora como asesor artístico y técnico.

 

Durante el mes de duración del Festival, ¿se nota un incremento de turismo?

Sí se nota, y esta es una de las apuestas del festival, abrirse para poder formar parte del panorama teatral nacional y ser punto de atracción para ciudadanos de otras partes de España.

 

 

Rodrigo Arribas

 

 

¿Qué nivel de participación ciudadana hay? ¿Cómo se logra generar conciencia ciudadana?

Todo gira en torno a Peribáñez y el Comendador de Ocaña, obra que este año dirige Ana Isabel Puche. El espectáculo es monumental y es imprescindible la participación de la población de Ocaña para poder poner en pie un espectáculo de esta envergadura. Sin ellos sería imposible. Esto supone una concienciación por parte de los ocañenses que han hecho suya la obra de Lope.

 

¿Es más fácil atraer a la gente de fuera o fomentar la participación de los vecinos?

Desde luego fomentar la participación ciudadana es más fácil ya que los vecinos tienen incorporado y asumido en su vida lo que significa Lope y su obra para la ciudad.

 

¿Qué criterios se utilizan para realizar la selección de la programación?

La programación la realiza el Ayuntamiento y la Concejalía de Cultura. Se programan espectáculos cercanos de una u otra forma con la ciudad y con los que trabajan sus teatrales ciudadanos a lo largo del año. Todo gira en torno al Siglo de Oro, al igual que la programación de Corral Cervantes que acabamos de inaugurar.

 

Hablando de la Fiesta Corral Cervantes. ¿Cuáles son los retos de esta nueva edición?

Los retos de este año eran generar una oferta más amplia para un mayor número de público y de tipo de público. La subsistencia y perdurabilidad de este patrimonio tienen que ver con las múltiples formas de entenderlo que tiene la audiencia y afortunadamente tenemos muy diferentes tipos de espectáculos. El año pasado tuvo un gran éxito y este año casi duplica la capacidad de espectadores tanto sentados como de pie. Aspiramos a que venga mucha gente y lo disfrute.

 

¿Sigue siendo el objetivo del Corral que el teatro no sea una cuestión elitista sino que pueda llegar a todo tipo de gente?

Sí. Estos textos escritos hace cuatro siglo tenían la intención de ser representados en escenografías fijas, corrales de comedia, para un público que en un gran porcentaje no sabía leer, pero entendemos que los autores querían extrapolarlo también a un mayor número de personas. Cualquier tipo de artista que interprete este patrimonio hacia una vanguardia intelectual o hacia un espacio más popular y sea leal al texto y pueda conectar con el público del siglo XXI, es igualmente válido como cualquier otro y ahí es donde queremos apuntar y confiamos en este tipo de artistas para salvaguardar este patrimonio.

 

¿Qué va encontrar el espectador que no conozca aún el Corral Cervantes?

Entiendo por la gente que viene que hay muchísimos aspectos que han mejorado esta relación del público con el espectáculo. La joya de la corona a día de hoy en términos constructivos es este gran hinchable de 280 metros cuadrados que se ha levantado en la Cuesta de Moyano, donde se harán las representaciones, que genera condiciones térmicas ideales que favorecen la comodidad del público. Estamos contentos con el resultado y con el retorno de los espectadores, que forman parte de esta experiencia y que les gusta repetir con nosotros.

 

Teniendo en cuenta tu vinculación al siglo de oro, de haber nacido en esa época… ¿Qué dramaturgo te hubiera gustado ser y qué personaje?

Como dramaturgo elijo a Lope porque es el mejor conectando emoción y razón. Y como personaje Federico de El castigo sin venganza, por la conexión personal y emocional que tengo con él ya que lo interpreté durante algunas temporadas en un montaje que fue un hito para la Fundación Siglo de Oro.

No hay comentarios

Publicar un comentario