Subir

Por primera vez en Madrid la Cía. Perros Daneses

Perros Daneses, una de las compañías valencianas más inquietas y arriesgadas del panorama actual, llega a Madrid por primera vez para representar en el Teatro del Barrio La capilla de los niños, que investiga los límites del teatro y la narración, del teatro y lo cinematográfico, y de la memoria colectiva y la individual. Estrenada en Valencia el Festival Tercera Setmana, La capilla de los niños ha comenzado su gira y llegará a la capital directamente desde Barcelona. En Madrid estará en cartel únicamente 4 días, 2 en abril y 2 en mayo de 2018.

 

El texto fue escrito dentro del VI Programa de Desarrollo de Dramaturgias Actuales del INAEM – Ministerio de Cultura, y el montaje recibió el Premio del Público al Mejor Espectáculo del VII Festival Cabanyal Íntim, y es candidato a los XXI Premios Max (Mejor Dirección de Escena y Mejor Actriz).

 

En un ejercicio de autoficción, el espectáculo nos presenta a Javier, un dramaturgo que, decidido a escribir una comedia sobre la telebasura, acabará convertido involuntariamente en detective del asesinato de Las niñas de Alcàsser. La obra parte de la premisa de que toda gran mentira necesita su dosis de verdad y así se mezclan vivencias de su autor (Javier Sahuquillo) con hechos reales ficcionados. Un juego que va más allá del puro entretenimiento, porque de lo que en realidad nos está hablando es de nuestra historia reciente, de nuestra memoria histórica entendida más allá de la Guerra Civil y de cómo un terrible crimen destruyó la seguridad de la clase media española.

 

La producción de la compañía Perros Daneses se ha caracterizado por realizar una investigación en cada una de sus puestas en escena. Uno de los principales pilares de este laboratorio es el género teatral. En La capilla de los niños se trabaja un lenguaje más íntimo. Cercano al drama de O’Neill o a un cuento de Carver la acción se ancla a lo asfixiante de lo cotidiano, pero sin perder el contacto con lo público, con lo político. Para ello, nos hemos sumergido en la autoficción, es decir sobre la biografía fingida, un lenguaje que ha probado su éxito en la novela, pero que es muy raro en el teatro. Por ello, tensaremos el paradigma dramático con el relato oral.

 

 

 

 

La capilla de los niños trata la relación entre nuestro hoy y nuestra memoria a corto plazo, entre el autor y los materiales con los que trabaja. Se fundamenta en la autoficción salvaje y la realidad pública más oscurecida por la memoria colectiva. El individuo lucha contra su recuerdo, contra el relato que han construido para él y, así, pasado y presente se abrazan, como la experiencia de lo vivido con la ficción teatral, de una forma siniestra.

 

Sin embargo, la obra no se detiene en la mera autobiografía sino que entronca el presente del autor con la memoria histórica reciente: los años noventa. Por tanto, estamos ante una nueva forma de abordar el teatro documento, cercana a las propuestas de Peter Weiss.

 

Uno de los logros de la democracia fue la liberalización de los medios de comunicación y de los canales televisivos. La hegemonía informativa de la televisión nacional terminó y nuevos canales se abrían paso en la parrilla de la caja tonta. En el año 1992, una periodista, Nieves Herrero, presentaba un magazine de éxito: De tú a tú. En enero de 1993, tras 75 días desaparecidas, la Guardia Civil descubrió los cuerpos sin vida de Miriam, Toñi y Desireé, más conocidas como ‘Las niñas de Alcasser’. Ese mismo día, Antena 3 montó un dispositivo en el pueblo natal de las chicas en el que durante horas estuvieron entrevistando, en directo, a familiares y vecinos, compartiendo en riguroso directo las nuevas informaciones que iban apareciendo sobre la autopsia de las niñas. Muchos análisis de este momento, califican este esperpéntico programa, como el nacimiento de la telebasura en España.

 

Y es, en este punto, a través de un crimen horrendo, en el que la biografía fingida y el documento real se encuentran, con la difícil misión de ofrecer al espectador de hoy una historia que le interese y le permita interpretar el mundo en el que vive.

 

 

Perros Daneses nace en Valencia en 2013 de la mano de Jéssica Martínez, Javier Sahuquillo) y Laura Sanchis. Desde entonces, ha estrenado cinco obras y numerosas piezas breves, y ha organizado, entre otros, un festival de microteatro (Llavoreta Viva). Comenzó su trayectoria de la mano del compromiso y la alegría de vivir del poeta Vicent Andrés Estellés (Un entre tants), se autoproclamó heredera del rey vikingo Canuto el Grande para reflexionar sobre la cultura (Opiniones del rey Knut III Hardeknut sobre el arte aurático), se preguntó en voz alta si era posible la tragedia hoy en día (Fedra), mezcló a Jardiel Poncela con Black Mirror en #lamona y se inspiraron en Beckett y Bergman para hablar de la soledad y el abandono de los mayores en Nagg i Nell. Després de Beckett. Apuesta por el teatro contemporáneo y por la contemporaneidad del teatro, como queda patente en La capilla de los niños.

 

 

LA CAPILLA DE LOS NIÑOS

Teatro del Barrio

18 y 19 de abril

No hay comentarios

Publicar un comentario