Subir

Pablo Canosales: “Quisiera que los espectadores aceptaran que existen distintos modelos familiares”

‘La boda de tus muertos’ es la nueva dramaturgia de Pablo Canosales que verá la luz en los Teatros Luchana este mes de abril. Además, en esta ocasión, Pablo asume la tarea de dirección arriesgando por recrear una escena de la vida cotidiana como puede ser la celebración de una boda. Dicho acontecimiento no es ni más ni menos que una excusa para ahondar en algo extraordinario sobre las relaciones familiares. Con una apuesta muy personal, Canosales nos va a situar en uno de los escenarios más comunes en los que se pueden dar las relaciones tóxicas, la familia

 

 

Por Ka Penichet/@KaPenichet

 

 

¿Qué evolución ves en ti, respecto a otros textos en los que también asumiste la dirección?

Pues sobre todo que desde 2011 no asumía la dirección de un texto completo mío porque desde entonces los trabajos que había escrito los había hecho por piezas.

Por otro lado, noto una evolución en la implicación emocional porque en La boda de tus muertos el texto que escribo tiene muchas notas autobiográficas mezcladas con ficción. Es el texto en el que mayor implicación personal he asumido.

 

¿Podrías confesarnos qué fue lo que te motivó a escribirlo?

El detonante fue el divorcio de mis padres. Es una obra que habla sobre las heridas en la distancia. Yo llevo siete años en Madrid y me ha servido mucho distanciarme para tomar perspectiva, porque te coloca en otra posición. No sabría decirte si mejor o peor, y eso me ha ayudado, aunque parezca una contradicción, para acercarme a mi familia desde otro lugar.

 

¿Qué significa la expresión que usas como título del texto?

“La boda de tus muertos” es una expresión muy andaluza: “¿De quién es la boda? De tus muertos”. Es como decir, déjame en paz. Y para mí, también es como la muerte de la familia como institución.  A un familiar le consientes cosas que a otra persona no le perdonarías.

 

Dices en el texto que “es terrible tener efectos secundarios de la familia” ¿qué significa para ti la familia?

Cuando digo esto me refiero a que es muy difícil superar a la familia porque normalmente somos capaces de romper con cualquier tipo de relación que nos perturbe, sin embargo la familia es algo supraterrenal, es como una losa y eso cuesta asumirlo. Creo que vivimos en una época de cambios en la que sí estamos como en pro de evolucionar a eso. A mí particularmente me cuesta mucho separar y me pregunto muchas veces qué es lo mejor, si no debería hacer algo… No sé cómo agarrarlas a veces y parece que eres cruel o mala persona si de repente eres capaz de distanciarte de la familia. Parece que tienes que ser fiel.

 

 Siendo una boda una celebración muy pintoresca, ¿consideras que el estilo de la función se podría denominar costumbrista?

Tiene un punto de normalidad, de cosa cotidiana pero lo encasillaría dentro de un costumbrismo surrealista porque me apoyo mucho en la repetición de frases, de momentos y la exaltación de los procesos oníricos. Lo diferente es que toda la parte emocional de la obra se produce a través de fenómenos meteorológicos.

 

¿Qué relación mantienes con el resto del equipo?

Pues durante el proceso de creación del montaje hemos estado realizando constelaciones familiares. Yo con ellos y ellos con sus movidas personales. De hecho, está siendo un viajazo. Me gusta mucho escuchar a la gente porque creo que es como se enriquece el trabajo. Yo no me considero un genio y probablemente nunca me lo considere.

 

 

Pablo Canosales, foto de Jesús Mayorga

 

 

 

¿Qué conclusiones esperas que saque el público de esta propuesta?

Me gusta aleccionar poco en el teatro. Me gustaría mostrar a las personas que existe un universo de posibilidades. Nos pasamos la vida intentando entender a la gente. Hablamos mucho pero no existe una comunicación real entre los seres humanos. Que la gente salga aceptando que existen tantas posibilidades como tipos de familia y que no juzguen a los que no respondan a los cánones preestablecidos.

 

Vuelves a confiar en el vestuario de Tania Tajadura, ¿cómo se lleva trabajar con tu pareja sentimental?

Se lleva maravillosamente bien. De hecho, juega con la ventaja de que ella ha ido viviendo el proceso creativo de la escritura del texto desde el principio.

 

Desde el 2010 has pasado de crear un proyecto al año hasta seis el pasado 2017…

Yo soy una persona que escribe muchísimo, de hecho leo menos de lo que escribo. Me apasiona tanto escribir que no necesito tener como excusa una idea en mi cabeza para sentarme a hacerlo.

 

¿Te consideras un privilegiado?

Me siento muy afortunado pero creo que es una respuesta a todo el empeño que pongo a la hora de ponerme a trabajar. No me gusta parar nunca, me van saliendo cosas y en la medida que pueda me gusta desarrollar esos proyectos que además me los tomo muy en serio. He dejado de hacer trabajos como actor para enfocar mi carrera en la dirección y la dramaturgia.

 

Verbaliza un sueño que a día de hoy consideres inalcanzable

Vivir de dirigir y escribir teatro. No lo creo inalcanzable pero sí que está más lejos de mis posibilidades actuales. Creo que esas cosas llegan, con trabajo, pero llegan.  A día de hoy, estoy muy feliz porque estoy cumpliendo cosas muy bonitas y este texto es como un trozo de mi alma.

 

¿Pablo Canosales se pone límites para algo?

El límite es uno mismo. Todas las cosas que he conseguido ha sido por la gente que me ha alentado y porque yo no me he puesto barreras. Creo que la clave está en ser perseverante.

 

 

LA BODA DE TUS MUERTOS

Teatros Luchana

Desde el 6 de abril

No hay comentarios

Publicar un comentario