Subir

Las Princesas del Pacífico

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Las Princesas del Pacífico es una comedia con un trasfondo de drama social que conecta con parte de la realidad que nos está tocando vivir. El espectador reirá a carcajada limpia… pero esa carcajada se convertirá en mueca al descubrir lo que realmente la ha provocado. Sin embargo otras veces se encontrará sin saber qué hacer, en una delgada línea entre llorar de risa o reír de llanto.

 

Es un espectáculo de bufón contemporáneo. Nos empuja al interior de un laberinto de espejos en el que, al vernos deformados, somos capaces de reírnos de nosotros mismos. Tía y sobrina llevan tanto tiempo juntas que han acabado por convertirse en un monstruo de dos cabezas. Feas, grotescas, diferentes… Apartadas de la sociedad, viven recluidas en un búnker de crochet para protegerse de nuestras miradas. Pero también desde allí nos miran y se ríen de nuestras desgracias para sentirse acompañadas. La fortuna en forma de premio, un fantástico crucero con el que nunca habrían soñado, las pone de una patada en el mundo exterior, cerca de nosotros, para que podamos vernos reflejados en ellas. Una obra que combina el trabajo de bufón contemporáneo con el melodrama. Un mundo grotesco, pero tremendamente humano y bello.

 

Agustina y Lidia (tía y sobrina) son dos personajes que viven recluidos en el salón de su casa, dos seres a diez minutos de la realidad, con una única ventana al mundo: la televisión. Ahí tienen su bastión para no resultar dañadas mientras se convierten en cronistas de las desgracias ajenas.

 

Dos mujeres que se enfrentan como pueden a las miserias y avatares diarios, aplazando los pagos de la manera más naif, haciéndose invisibles dentro de su propia casa. Agustina y Lidia afrontan el día a día mirándose sin verse en esos programas que vomitan realidades aún más crudas que las suyas… ¿más crudas que las nuestras?

 

Pero, ¿qué ocurre si por una vez la suerte les sonríe premiándolas con un fantástico crucero con el que nunca hubieran soñado?¿Qué pasa si las enfrentamos a personas incapaces de empatizar con el micromundo que estos dos personajes han ido forjando? ¿Qué nuevas dimensiones adquiere su reducida visión del mundo.

 

Dos mujeres infranqueables, y al mismo tiempo vulnerables, capacitadas para afrontar las situaciones más desgarradoras. Dos seres a la par tiernos y grotescos. Dos personajes excluidos de la sociedad, desterrados a un salón de tapete y crochet en el que prevalece lo tradicional. Dos mujeres que quedarán unidas para siempre en una de esas crónicas que engrosan los programas de sucesos.

No hay comentarios

Publicar un comentario