Subir

Estoy pensando en tortugas

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,33 de 5)
Cargando…

La memoria de la danza

 

Claudia Faci lleva la danza impresa en su ADN. En sus cromosomas sus bases nitrogenadas no codifican ATGCTAGATCGC como en las personas normales. Su escritura celular es la coreografía que, al replicarse, las secuencias que produce son: Movimiento-Ritmo-Expresión corporal-Espacio-Estilo-Movimiento… y así hasta el infinito. Tiene tal control de sus polinucleótidos bailarines que es capaz de mutar ella misma su información genética y crear secuencias nuevas a su antojo. Faci es la Memoria de la danza, la tortuga Morla que atesora todo el conocimiento y el saber y que no quiere que muera la fantasía. Por eso no deja de innovar en cada una de sus coreografías para poder seguir transmitiendo sus genes y compartir con el resto de humanos normales (no ADN-dancísticos) su conocimiento y su saber.

 

El último trabajo, su última creación, es como el mágico libro de La Historia Interminable, un trabajo que se abre en otros muchos, encarna otras voces e invoca muchos otros personajes que, con nosotros, habitan la escena. Personajes que atesoran experiencias sobre la vida, sobre el amor y las relaciones personales que han ido estableciendo en cada uno de los pasos que han ido avanzando en su camino.

 

Esta creación, resultado del trabajo de creación en residencia en Naves Matadero, es obra también de Óscar Villegas, Luciana Pereyra-Agoff, Lucas Condró, Sandra Gómez, Jaime CondeSalazar y Ana Rovira. Los compañeros de viaje necesarios para que la protagonista de nuestra particular historia pueda llevar a buen término su misión. Y lo consigue, siempre lo consigue.

 

Con Claudia Faci, con su prodigiosa memoria y su amplio conocimiento, la fantasía de la danza sigue viva. Sergio Díaz

 

 

Toda la cartelera de obras de teatro de Madrid aquí

 

 

 

No hay comentarios

Publicar un comentario