Subir

Este es un país libre y si no te gusta vete a Corea del Norte

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 3,50 de 5)
Cargando…

Por Sergio Díaz

 

 

Íñigo Guardamino es un miembro destacado de lo que en Godot llamamos G21, nuestra primera generación de dramaturgos y dramaturgas que marcan la pauta del teatro contemporáneo. Es autor de obras como Vacaciones en la inopia, Sólo con tu amor no es suficiente o Castigo ejemplar yeah. Ahora nos presenta Este es un país libre y si no te gusta vete a Corea del Norte, una fábula muy real que disecciona la sociedad en la que vivimos. Intentamos que nos explique de qué va la obra. “Para mí es una fuente constante de frustración explicar de qué van mis obras. El ‘de qué va la obra’ es distinto para cada espectador. Por poner el ejemplo de una de mis películas favoritas: Brokeback mountain. Para mí va sobre el miedo a cumplir tus deseos, pero para otra gente va sobre las ventajas de tener un follamigo los findes para ir de pesca o la incompatibilidad del pastoreo y la heterosexualidad. Tú vas al teatro y decides de qué va la obra. Elige tu propia aventura, que dicen”.

 

 

Buscando alternativas

Quizás esta obra vaya un poco de la rabia. De la rabia de mirar alrededor y preguntarse “¿qué coño nos pasa?”. Trump, Le Pen, Yiannopoulos, Wilder, Gürtel, Urdangarín… ¿De verdad me tengo que comer esta mierda? ¿Es el capitalismo en su versión neoliberal la única solución para poder gestionar un país? ¿No existen otras alternativas? Y cuando verbalizas estas ideas tus cuñados, que son gente vivida y con estudios, te sueltan eso de “Este es un país libre y si no te gusta vete a Corea del Norte”. Y con eso se acaba todo. Pero para Guardamino fue el comienzo de un pensamiento, de un trabajo que pretende ahondar en nuestras contradicciones, plantear preguntas incómodas so­bre nuestra sociedad y los males que nos aquejan. Sobre nuestra ‘libertad’… Hacer que nos preguntemos si es posible cambiar lo que somos o la única alternativa que nos que­da es seguir deshumanizándonos hasta el mismo final de la especie. Pero ante este apocalipsis al que parecemos abocados, Guardamino saca todo su ingenio y nos provoca la mayor de las carcajadas posibles. Te ríes de tu mierda, sí, pero te ríes. “Prefiero tratar temas horribles con forma de comedia y entretener, que cada uno se quede con lo que quiera. No insultar la inteligencia del espectador ni buscar una reacción determinada. Ir a emocionar al espectador, manipularle, me parece ofensivo, pero pasa mucho últimamente. Lo mejor que me han dicho después de una obra no es “me ha emocionado” si no “no sé muy bien que sentir”. Pues eso suele pasar con cada uno de sus textos. Qué no sabes muy bien por qué se te ha quedado esa cara. Pero oye, este es un país libre, si no te gusta el teatro de Guardamino puedes irte a Corea del Norte, allí la temática está clara. Todo son odas al amado líder.

No hay comentarios

Publicar un comentario