Subir

En la Fundación

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (20 votos, promedio: 4,40 de 5)
Cargando…

Fotos de David Ruano

 

 

Cuando empecé a escribir sobre teatro allá por el lejano 2003, era imposible encontrar adaptaciones teatrales de obras escritas por Buero Vallejo. Los dramaturgos de mediados del XX, los que convivieron con la dictadura, estaban sumidos en el más absoluto de los olvidos. Hoy, poco a poco, ese manto de silencio que les cubre se va retirando y podemos hacer algo de justicia poética con ellos y ellas, que tan interesantes visiones tenían sobre la condición humana.

 

Este maravilloso proyecto que es La Joven Compañía, que tanto está haciendo por acercar el teatro a nuevos públicos (los adolescentes, otros grandes olvidados del teatro), vuelve a representar En la Fundación, una versión de Irma Correa, dirigida por José Luis Arellano sobre el texto original de Buero Vallejo, La fundación, escrita y estrenada en 1974, en los últimos años de la dictadura franquista. Esta obra es una inquietante fábula en la que cinco personajes luchan por defender su libertad en un mundo de extrañeza, brutalidad y muerte. Como suele suceder en la obra de Buero Vallejo la lucha de los hombres contra sus limitaciones para conseguir la libertad nos enfrenta a nosotros mismo con ese mismo reto, el reto de ser libres, de poder salvar los muros de injusticia que nos aprisionan. Pero también es una muestra de lo frágil que puede ser la línea entre la locura y la cordura. Un texto absolutamente moderno, tal y como era la mirada de un dramaturgo que está tratando de saltar los muros que por tan largo tiempo le han condenado. Sergio Díaz

 

Galardonada con importantes premios como el Ojo Crítico, La Joven Compañía es uno de los proyectos más emocionantes surgidos en la última década en nuestro país. En esta formación se dan la mano jóvenes profesionales de hasta 27 años con artistas veteranos de todos los departamentos creativos para que los primeros puedan acceder a la profesión de forma integral desde dentro.

 

Más de 150.000 espectadores han visto sus adaptaciones de novelas como El señor de las moscasLa isla del tesoro o la impactante La edad de la ira, aproximaciones a auténticos clásicos de la literatura universal como La Odisea Fuenteovejuna y obras de nueva creación como Invasión.

 

Comandada por David R. Peralto y el director José Luis Arellano, cuyas puestas en escena le han valido premios internacionales como el Helen Hayes que entrega la asociación de cronistas del espectáculo de Washington, esta formación cuenta con dramaturgos de primera línea para sus versiones. Es el caso de Juan Mayorga, Alberto Conejero, Guillem Clua, Nando López o Jordi Casanovas.

 

Ahora abordan, por primera vez, la obra de uno de los grandes autores de nuestra literatura: Antonio Buero Vallejo. Autor de obras maestras como Historia de una escaleraEn la ardiente oscuridad El tragaluz, este dramaturgo encarcelado por la dictadura franquista es uno de nuestros intelectuales más ambiciosos y profundos de la segunda mitad del siglo XX y su comprometido legado sigue vigente e interpelando la conciencia de los espectadores cumplido su centenario.

 

Precisamente, la obra que La Joven Compañía visitará, La fundación, es una inquietante fábula estrenada en los estertores del franquismo en la que cinco personajes luchan por defender su libertad en un mundo de extrañeza, brutalidad y muerte. Toda una audacia para su época. La dramaturga canaria Irma Correa es la encargada de la versión que se verá sobre el escenario, bajo el título En la Fundación.

 

Su libreto es una metáfora del ser humano y su ansia de libertad, del poder de la imaginación para saltar los muros de la injusticia y, también, una muestra de lo frágil que puede ser la línea entre la locura y la cordura. Un texto absolutamente moderno que mira al hoy porque, como decía Buero Vallejo: “soy un hombre que apuesta por el futuro, aunque no sea un iluso. Mis obras también apuestan por el futuro, lo que ocurre es que esa ilusión nace a través de argumentos que suelen llevar una alta carga de tragedia. Por esa razón, el espectador puede llevarse una primera impresión equivocada y creer que está ante un mensaje desesperado”.

 

 

Toda la cartelera de obras de teatro de Madrid aquí

No hay comentarios

Publicar un comentario