Subir

Greta Fernández: “Me cuesta mucho terminar la obra cada día y coger distancia y seguir con mi vida”

Año y medio ha tenido que pasar para que la historia de Amanda T cruce el puente aéreo desde la Sala Atrium en Barcelona al teatro Fernán Gómez en Madrid. Alex Mañas, director del montaje, escoge como punto de partida la historia de Amanda Todd, la joven canadiense de 15 años que se suicidó tras anunciar sus motivos en la red con un vídeo de nueve minutos, y que a día de hoy sigue circulando. La obra estará en cartel hasta el 29 de abril. El papel de Amanda lo interpreta Greta Fernández acompañada de Isak Férriz. Es con ella con quien tengo un encuentro justo antes de un ensayo general. Sus pequeñas incursiones en cine, apariciones en series y su primera vez sobre un escenario hacen augurarle una brillante carrera profesional.

 

 

Por Ka Penichet/@KaPenichet

 

 

 

¿Cómo te preparas este papel?

Este papel lo preparamos hace muchísimo tiempo. El director, Alex Mañas, había escrito el texto pero tampoco sabía cómo íbamos contar esa historia, así que entre los dos creamos este personaje juntos en los ensayos. Creamos los movimientos de cada escena y de ahí, salían un poco las emociones pero también hubo un punto en el que tiré yo sola. Yo tuve que encontrar a Amanda a mi manera. Creo que divido mucho al personaje por escenas. En la primera tengo muy claro lo que tengo que contar, tengo que jugar, para llegar a eso necesito olvidarme de la historia real porque sino me siento responsable o quizás es demasiado doloroso. Es verdad que en la primera escena juego a manipular un poco al productor que tengo delante, a seducirle, a jugar con él, desde un lugar un poco de Lolita sin ánimo de hacer nada  malo, soy una niña.  Intento entender a Amanda porque si yo hubiera vivido esa situación sé que no hubiera actuado de esa manera pero intento entender su edad su vulnerabilidad…pero también juego a que ella es una seductora que tiene mucho carácter y me gusta defender a Amanda desde esos lugares. Por eso digo que no me gusta victimizarla, no me parece interesante dar pena, ya hay escenas muy duras, ya lo que se dice es muy duro. Yo no creo que ella quisiese dar pena, ella quería que la quisieran, lo que pasa es que los demás no sabían ayudarla.

 

 

No habéis tenido contacto con los familiares de Amanda, de momento ¿y contacto con personas que hayan padecido acoso o situaciones similares?

Yo no he querido meterme ahí. Entiendo lo que pasó, entiendo la historia pero yo soy muy, muy emocional. A la mínima me emociono. Me cuesta mucho hacer esta obra y acabarla y coger distancia y seguir con mi vida. Ahora ya lo he conseguido hacer. Es una obra que te toca mucho el corazón. Quizás si fuese una película, es distinta la preparación del personaje. Para una obra de teatro, creo que yo tengo suficiente con mi imaginario.

 

 

¿Encuentras muchas diferencias entre el acoso padecido por una chica canadiense y el que pueda padecer una chica en la sociedad española?

A mí me gustaría pensar que si pero es que aquí en España también somos tan cazurros que vete tú a saber. A mí me parece que la reacción de la escuela es tan fuerte. Es verdad que en la escuela siempre se ponen de parte de la masa, los niños con 13 años no hacen nada porque da miedo, porque serás el raro, porque te van a terminar acosando a ti también…Es un problema que va más allá de lo educacional, es una cosa que se tiene que resolver desde hace muchísimo tiempo, cambiar muchas asignaturas que hay por aprender a gestionar emociones, a relacionarse, creo que son cosas que se deben educar porque no son fáciles de aprender. Yo he tenido mucha suerte o mucha gente ha tenido mucha suerte porque de repente o vas al psicólogo o porque de repente tienes unos padres que te hacen pensar un poco más allá y no ver todo blanco o negro y yo también por mi trabajo de actriz me paso el día empatizando y evitando juzgar.

 

 

En Instagram eres una persona muy activa, ¿te has visto expuesta de alguna manera a situaciones similares? ¿La gente siempre es respetuosa contigo?

La verdad es que sí. Sí he recibido alguna vez algún comentario, han sido comentarios que realmente no me afectan en absoluto, muy por encima. Hace poco sí que tuve una discusión, una especie de malentendido con una chica, que la verdad que fue la primera vez que me sentí un poco atacada digamos, y ese día lo pasé mal. Pensé lo duro que tendría que ser para las bloggeras que ponen tanto empeño para sus redes sociales, me parece muy duro estar tan expuesta sino tienes un gran caparazón o un gran escudo. Me parece un trabajo peligroso.

 

 

¿Qué consejo le darías a una persona para afrontar una situación similar?

Mi consejo sería que se rodearan de gente bonita. Si yo no tuviese la gente que tengo cerca de mí, yo no hubiese tirado millas como he tirado con mi profesión y con mi vida. Yo creo que me siento muy segura de mi misma también con la gente que he tenido alrededor porque me he preocupado por  rodearme de gente que me cuide y que me quiera y que me haga bien porque si a mí ahora me pasara algo terrible siento que tengo gente cerca que me puede arropar bien. Creo que no tener nadie cerca y vivir cosas muy duras es muy difícil.

 

 

¿Cómo realizas la selección de los trabajos que haces?

Pues mira, de momento he tenido mucha suerte, debo decir. De momento, los trabajos que me han llegado son muy bonitos. Creo que habré rechazado dos o tres proyectos en mi vida. Creo que todo lo que me ha ido saliendo tiene coherencia. Creo que esta obra de teatro es muy bonita como primera obra de teatro. Estoy a punto de estrenar una serie de Movistar Plus, Matar al padre de Mar Coll. En mayo empiezo a rodar una serie para Netflix de Isabel Coixet que protagonizo junto a Natalia de Molina.

 

 

Hasta ahora sólo te hemos podido ver en cine en papeles muy pequeñitos pero en los que brillas mucho como en La propera pell, No sé decir adiós y La enfermedad del domingo ¿para cuándo un papel de protagonista?

Vaya, muchas gracias. Claro, yo también tenía muchas ganas ya. Te puedo decir que en septiembre protagonizo una película dirigida por Belén Funes junto a mi padre, Eduard Fernández, en la que él interpreta a mi padre.

 

 

Ahora que mencionas a tu padre, en la rueda de prensa te han preguntado cómo empezaste en este mundo y me llamó la atención que no mencionaras que de alguna manera lo habías mamado desde casa…

Esa duda siempre existe, pero en mi caso creo que es muy difícil que se baraje porque todo lo que he hecho son cosas muy pequeñas para empezar, en todas he hecho casting, he hecho otros muchos para cosas que no me han salido. Entonces yo no siento que me hayan cogido por ser hija de mi padre. De hecho he estado cerca de cosas que mi padre estaba en el proyecto y a mí no me han cogido. Nunca he tenido una facilidad. He tenido facilidad siempre en otras cosas. Yo me he llevado mucho aprendizaje por su parte pero yo no he tenido las cosas tan fáciles como la gente a veces se cree, he tenido que írmelo currando yo poco a poco. Es verdad que conozco este mundo y sé cómo funciona gracias a mi padre pero creo que no es fácil dedicarse a esto y hacer una carrera tan bonita como ha hecho él. A mí lo que él me enseña es a escoger bien los personajes, a trabajarlos bien cada uno, ser conscientes de qué estamos contando, por qué lo estamos contando y desde dónde lo contamos y yo creo que eso que me ha enseñado mi padre no veo mucho, no creo que sea un aprendizaje que se dé demasiado en la interpretación. Procuro cumplirlo muy bien y si así lo logro, toco madera, espero trabajar de esto todos los años de mi vida.

 

 

Últimamente haces de todo: teatro, cine, series, imagen de una marca de ropa… ¿En dónde te sientes más cómoda?

Interpretando cine. No digo que me guste más, pero sí que estoy mucho más cómoda. Depende de cómo, hay días que hago un pase de teatro y me siento la reina del mambo porque también es muy agradecido. Lo que pasa es que tienes que pasar por mucho lugares, y si no lo haces la obra no sale del todo bien y si eso no ocurre yo no me quedo satisfecha, entonces tengo más responsabilidad.

 

 

Si tuvieras que recomendarme a alguna actriz o actor de tu generación ¿quién sería y por qué?

Alex Monner es mi amigo del alma y para mí es el mejor actor que hay de nuestra generación hoy en día. Es buenísimo. Está a punto de sacar un cortometraje que ha dirigido él tras pasar un año estudiando en EEUU en la New York Film Academy. Yo he visto ese corto y es una barbaridad que, con su edad, haya hecho un corto así, que parece de Almodóvar.

 

 

Amanda T

Teatro Fernán Gómez

Del 5 al 29 de abril

 

No hay comentarios

Publicar un comentario