Subir

III Edición del Festival Visibles en la Sala Tarambana

Foto Portada: ‘Sé que puedo’

 

 

Javier Crespo Lorenzo es el programador de la Sala Tarambana, y de él parte la idea de crear un festival que apueste por espectáculos inclusivos. Así llega la III Edición del Festival Visibles, un festival que apuesta por la diversidad y la plena inclusión para mostrarnos y hacer VISIBLES otras realidades escénicas, proponiendo espectáculos y actividades que realizan personas con diversidad funcional o capacidades diversas

 

 

Por Sergio Díaz

 

 

Es la tercera edición, pero ¿cómo surge la idea de organizar el Festival Visibles?

Desde hace años rondaba por mi cabeza la idea de organizar un Certamen de arte inclusivo. La idea surgió en el momento en que la compañía madrileña, Contando hormigas, trajo a nuestra sala su espectáculo Duermevela. La compañía tiene como principal objetivo la integración social de la persona con discapacidad a través de las artes escénicas y para ello plantean proyectos donde las personas con discapacidad desarrollan procesos artísticos junto a creadores sin discapacidad facilitando así un diálogo creativo al mismo nivel entre unos y otros. Me impactó mucho ver como una compañía compuesta por personas ciegas ponía esa sensibilidad con un trabajo muy elaborado y muy sugerente, salí de la Sala totalmente transformado y esa sensación que yo tenía también la tenían el resto de asistentes, éramos unos privilegiados y tenía que hacer algo para que la gente tuviera la opción de presenciar y sentir lo que yo, y el resto del público, había sentido.

 

Todo ello me llevó a pensar que teníamos que darle un lugar preferente en nuestro espacio escénico a espectáculos y compañías que ayudasen a cumplir el objetivo de mejorar la visibilidad y la inclusión de los artistas con discapacidad en la vida cultural.

 

Y dicho y hecho, después de recibir todo el apoyo y vía libre por parte de Nacho Bonacho, director y gestor de Sala Tarambana, en 2016 vio la luz el I FESTIVAL VISIBLES.

 

¿Cómo se organiza un festival así? ¿Estáis teniendo algún tipo de ayuda externa y/o pública?

Pues con mucho trabajo y con muchas horas, un espacio escénico privado como es Sala Tarambana no cuenta con muchos recursos económicos y tampoco con muchos recursos humanos, y si añadimos la complejidad de encontrar compañías profesionales de arte inclusivo que quieran venir sin un caché, pues la cosa se complica más. Para nosotros lo más fácil sería no hacer el Festival Visibles por todo lo que nos supone, pero creemos que tenemos que estar ahí aportando nuestro grano de arena para ayudar a darle visibilidad a todas esas personas que si apuestan por la diversidad, que luchan día a día por la normalización, que llevan años trabajando y regalando su tiempo para ayudar a los más necesitados y como en Tarambana somos consecuentes con nuestros compromisos sociales, pues ya vamos a por la tercera edición, cueste lo que cueste.

 

Por suerte este es el primer año que tenemos una ayuda económica, es de una institución privada. Obra Social ‘la Caixa’, con la que estamos enormemente agradecidos, se ha comprometido con nuestro proyecto y por lo menos podremos cubrir alguno de los gastos que tienen de movilidad las compañías que vienen de fuera de Madrid, por lo menos no perderán dinero por venir al Festival Visibles. Y también esperamos que este año el Ministerio de Cultura a través del INAEM aporte su grano de arena económico porque pensamos que es muy necesario el compromiso de las instituciones públicas en este proceso de normalización, vuelvo a repetir que no se trata de ganar dinero con esto, por lo menos no perderlo. Os informaré como queda finalmente la ayuda de las instituciones públicas.

 

Es tal vuestro compromiso con este festival que para la primera edición hicisteis reforma en la sala para que fuera accesible

No podíamos organizar un Festival de arte inclusivo y que las personas con movilidad reducida no pudieran acceder al servicio de forma normalizada, así que con una reforma exprés en pocos días Sala Tarambana era un espacio totalmente accesible para las personas con movilidad reducida que quisieran asistir a ver un espectáculo. Y al tiempo también pusimos en marcha, de forma permanente durante todas las temporadas en la programación, coste 0€ para La Persona de Apoyo de la persona con discapacidad.

 

¿Cómo ves que ha evolucionado Visibles en estos tres años? ¿Habéis notado que se consigue cierta visibilidad o crees que aún queda mucho por hacer?

Año tras año veo que avanzamos un poquito, pero que aún queda mucho mucho por hacer, por ese motivo creo que al Festival Visibles aún le quedan unas cuantas ediciones antes de desaparecer, porque el día que anunciemos la última edición querrá decir que ya hemos avanzado suficiente y que estaremos en disposición de ofrecer arte sin etiquetas, que iremos al teatro a ver artistas.

 

 

 

Javier Crespo Lorenzo

 

 

 

El objetivo del Festival es que no se celebre más, que se logre la plena inclusión, y festivales así no tengan sentido, ¿no?

Efectivamente, ya lo dije hace dos años en la presentación de la primera edición de Visibles y lo vuelvo a reiterar, el Festival Visibles nace para morir. Era necesario enmarcar el arte inclusivo dentro de un Festival, ya que gran parte del público desconoce o no ha visto nunca arte inclusivo. Pero dentro de unas cuantas ediciones, alguna más de la que yo me pensaba inicialmente ya que el proceso va muy muy lento, estaremos en disposición de introducir los espectáculos de estas compañías de una manera totalmente normalizada, sin etiquetas, que el público asista a ver un espectáculo de teatro, de danza, de música, sin necesidad de mencionar que los artistas tienen ¿discapacidad?, simplemente haciendo mención que son actrices, bailarines, músicos, pintoras, etc.

 

¿Qué esperas de esta tercera edición y que le pedirías a la cuarta?

Pues espero que la gente venga y vea lo maravilloso que es el mundo del arte inclusivo, el público es el agua necesaria para que esas semillas que estamos sembrando puedan crecer, sin agua la semilla no germina. Cuando me preguntan que es el arte inclusivo yo siempre les digo que me puedo pasar horas intentando explicarlo, escribir líneas y líneas, pero para entender qué es el arte inclusivo hay que verlo, estar ahí en el aquí y ahora, dejarse impregnar por lo genuino y solo así, viéndolo, la transformación de la persona que ve arte inclusivo es inmediata. Por ese motivo os animo a que vengáis a esta tercera edición del Festival Visibles y aquellos que ya habéis venido a otras ediciones, público, familiares, amigos, volváis, pero esta vez acompañados de otras personas que no hayan visto nunca arte inclusivo, para que así puedan sentir aquello que sentimos nosotros el día que nos acercamos al arte inclusivo y que nos transformó.

 

Pues para la cuarta edición espero que el compromiso social de Tarambana se pueda extender a la coordinadora de Salas alternativas de Madrid, que pertenece a la Red de Teatros alternativos, y durante el IV Festival Visibles se puedan mostrar simultáneamente espectáculos en las 12 salas socias. Es parte fundamental para darles una mayor visibilidad a todas las compañías inclusivas y poder seguir en el camino de la normalización. Creo que puede tener una gran repercusión y que se vea que esto va en serio.

 

¿Por qué crees que cuesta tanto ver espectáculos inclusivos en la cartelera de forma habitual?

Creo que uno de los principales motivos es que muchas de las compañías inclusivas no envían su material a los programadores de espacios escénicos, bien porque no tienen costumbre o porque no tienen un buen material preparado. Puede que haya también motivos económicos de por medio y que no vean viable ir sin un mínimo garantizado, cosa muy complicada de ofrecer en los espacios privados. Y juntando lo anterior con el gran desconocimiento que hay sobre el arte inclusivo es lo que creo que hace que haya esa carencia de espectáculos inclusivos de forma habitual fuera de Festivales, Certámenes, etc.

 

En todo este tiempo organizando Visibles ¿qué has aprendido sobre las personas con capacidades diversas? ¿Cómo ha sido tu aprendizaje sobre estos colectivos?

Pues en primer lugar he aprendido que las personas con discapacidad son muy capaces de todo, yo me he sentido discapacitado viendo que no sería capaz de hacer muchas cosas de las que he visto que ellos hacen en escena. He visto que son muy serios y muy precisos con su trabajo y que tienen un profundo y gran respeto al mundo de las artes, que en escena siempre trabajan desde el ‘nosotros’, y no desde el ‘yo’ como hacemos el resto, que todos están pendientes de todos y que se ayudan para ser uno. Y sobre todo esa facilidad que tienen para trabajar con el aquí y ahora, emocionarnos y removernos por dentro. Pero lo más curioso de todo es que no ves a personas con discapacidad, ves a actores, actrices, bailarinas, bailarines, cantantes y músicos.

 

Imagino que habrás conocido personas que te habrán removido por dentro…

Cada una de las personas que van durante el Festival me remueven por dentro, porque me demuestran el lado más puro del ser humano, porque son enormemente felices haciendo arte y porque es el momento del año que recibo más abrazos sinceros.

 

¿En qué te basas para cerrar la programación? ¿Tratas de abarcar distintas temáticas y distintas disciplinas artísticas?

Para cerrar la programación sigo las mismas pautas que utilizo para la programación habitual, calidad del espectáculo, calidad actoral, mensaje del espectáculo, etc, y la verdad que no es difícil elegir espectáculos de arte inclusivo para el Festival Visibles, lo difícil es decidir cuál se queda fuera por falta de días para poder programarlos. En el Festival intento abarcar varias disciplinas artísticas: Teatro, teatro musical, danza, música, fotografía y cine. Porque así se puede apreciar que son muy capaces de atreverse con cualquier disciplina artística, tienen arte para cualquier disciplina.

 

Tarambana es una sala muy comprometida con las causas sociales, un ejemplo de espacio abierto a todos y todas…

Creo que es fundamental que un espacio como el nuestro tenga unos claros compromisos para con la sociedad, no podemos permanecer impasibles viendo lo que pasa a nuestro alrededor y no hacer nada. Tenemos un arma muy importante que es el arte, un vehículo de expresión como las artes escénicas para llegar a esa parte de la sociedad que no sabe que hay otra parte de la sociedad que es muy capaz de demostrar lo que valen y que quieren dejar de ser inVisibles para aquellos que se creen superiores a ellos. Día a día intentamos comprometernos un poco más con aquello que realmente merece la pena y por eso este año volvemos a dar un paso más en nuestro compromiso con las personas con ¿discapacidad?

 

En 2018 vamos a ser sede oficial de la Escuela de Teatro Brut en Madrid, una iniciativa del actor, director y escritor Manu Medina que ya ha puesto en marcha en otras comunidades autónomas de España y en dos países de América. Será en el curso académico 2018-2019, a partir de septiembre, cuando comience el curso en la Escuela de Teatro Brut para personas con y sin ¿discapacidad? Una forma de trabajar el arte inclusivo desde dentro, y no como mero espectador, que nos dará la oportunidad de trabajar todos juntos y aprender mucho los unos de los otros, parte fundamental para seguir avanzando en la integración y normalización.

 

Desde estas líneas os quiero volver a invitar a que vengáis al III Festival Visibles, simplemente os digo eso, venid. Y como dice nuestra compañera Nati Villar Caño, de Úbeda, “El Arte es una ventana que las personas con discapacidad abren de forma natural pero que el mundo, tal y como lo conocemos, se empeña en cerrar a golpes. Nuestra maravillosa misión es quedarnos en un lugar desde el que esa ventana sea imposible de cerrar”.

 

Por ellas, por ellos, por todos y para todos vuelve el III FESTIVAL VISIBLES.

 

 

PROGRAMACIÓN III FESTIVAL VISIBLES

 

Carne de cañón. 7 de abril

Mujeres que aman. 8 de abril

Hablemos con Billy. 14 de abril

Sé que puedo y la avería. 15 de abril

Diversas mujeres. 12 y 19 de abril

Cuerpos en trama y Alma a la tierra. 21 de abril

Las criadas. 26 y 29 de abril

El principito. 28 de abril

 

No hay comentarios

Publicar un comentario