Subir

Festival Chupetes

Foto portada: ¡Qué brisa, la risa!

 

Desde Godot siempre decimos que la Sala Tarambana es uno de los lugares donde más y mejor se cuida al público infantil. Por la calidad de los montajes, por la calidez… Y lo demuestran con sus propuestas cada fin de semana durante la temporada y también consolidando Chupetes, un Festival de Teatro para bebés que cumple su tercera edición y que pretende fomentar las artes en los primeros años de vida de los lactantes, ya que las experiencias que vivimos en esa primera etapa marcan el resto de nuestra existencia.

 

Seis serán las propuestas que podremos disfrutar en esta edición. Al cierre de esta edición habría abierto el festival Ratoncito y los colores, de Kazumbo Teatro (30 de junio y 1 de julio).

 

Sara Luna nos ofrecerá su propia versión del conocido cuento ¿A qué sabe la luna? (1, 8 y 15 de julio), una preciosa fábula que nos enseña la importancia de la cooperación para lograr un objetivo común.

 

La compañía Xarop Teatre y Lapinzón llegan desde Castellón para presentarnos FOR+ (7 y 8 de julio), un espectáculo de teatro, títeres y objetos basado en la etapa infantil del garabato, creando a grandes y chicos un espacio de disfrute imaginario y deleite de los sentidos.

 

Desde Pamplona la compañía Navarcadabra-Iurgi nos ofrecerán ¡Más colores! (14 y 15 de julio), el primer espectáculo de magia para bebés producido en España.

 

Factoría Urogallo y Los Sueños de Fausto han creado Gugú…¡Tras! Feliz despertar (21 y 22 de julio), un relato que nos cuenta la vida de dos hermanos felices que, con objetos cotidianos y su imaginación, realizan un viaje sensorial y nos invitan a descubrir los preciados elementos de la naturaleza: la tierra, el aire, el agua, y… una chispita de fuego. Todo ello sin salir de su habitación.

 

María Escobar cerrará esta III Edición con ¡Qué brisa, la risa! (28 y 29 de junio), donde la actriz acompaña a los más pequeños a encontrar su lugar en el paisaje que se les presenta de una forma muy acogedora.

 

Chupetes ofrece a nuestros bebés un primer acercamiento al teatro, una ventana abierta a un mundo cargado de estímulos que hará aflorar toda su sensibilidad y su capacidad de imaginar. La primera toma de contacto con el mundo de los sueños.

No hay comentarios

Publicar un comentario