Subir

Esther Santos. Dramaturga, directora y editora

8 de marzo. Qué celebramos y qué reclamamos

 

 

REFLEXIONAR

 

Personalmente me da bastante pena que haya un día ‘de la mujer’, el tener un día ‘homenaje’ o un día ‘reivindicativo’ significa la enorme desigualdad existente entre hombres y mujeres.

 

Se habla muchísimo de igualdad desde todos los ámbitos, pero la realidad es bien distinta. Ejemplos muy básicos: Los presupuestos para proyectos a cargo de mujeres son infinitamente más bajos que los concedidos a los hombres. Las propuestas artísticas presentadas por mujeres no son aceptadas en la misma proporción que las que presentan ellos. Todo esto me lleva a preguntar ¿por qué? ¿Tendrá algo que ver que los comités, los jurados, los puestos de responsabilidad siguen integrados en su gran mayoría (un 99%) por hombres? No sé, pregunto.

 

¿Debemos celebrar este Día Internacional de la Mujer? Mi respuesta es afirmativa, por supuesto que sí. Debemos celebrarlo, como debemos ser conscientes también de lo que hemos conseguido desde su origen hasta el día de hoy y sin duda, no es que debamos, es que tenemos la obligación de seguir reivindicando nuestro sitio en la sociedad en general y en las artes escénicas en particular.

 

Simplemente aspiramos a algo tan sencillo, básico y necesario como es la igualdad.

 

 

Ver todas las opiniones

No hay comentarios

Publicar un comentario