Subir

El ‘enfant terrible’ Vincent Macaigne visita por primera vez los escenarios españoles

 

El enfant terrible de la escena europea Vincent Macaigne visita por primera vez las salas españolas de la mano del XXXV Festival de Otoño a Primavera de la Comunidad de Madrid. El autor, director y actor presentará su performance teatral En manque en la Sala José Luis Alonso del Teatro de La Abadía en dos únicas funciones, el jueves 22 y el viernes 23 de febrero, a las 19h. La pieza, que recientemente ha podido verse con gran revuelo de público y crítica en el prestigioso Festival d’Automne à Paris, es un singular estudio teatral, coreográfico y plástico en el que Macaigne exhibe una serie de personajes en pleno proceso de búsqueda de un amor puro y radical.

 

Había una vez una sociedad en la que las personas que vivían en los más altos estratos acumulaban dinero, poder y cultura. Lejos del desorden y de la violencia, arrebataron el poder a los gobiernos, incapaces de gestionar el orden social ‘allá arriba’. En ausencia de cualquier proyecto colectivo, la jerarquía y el individualismo se apoderaron de ellos: mejor permanecer lejos y a salvo que poner en peligro los tesoros más preciados de la humanidad, como el amor y la cultura. Dinero, poder y cultura se habían convertido en una única fuerza, un único espacio, la imagen gloriosa del éxito y la exaltación.

 

Pero el mundo de ‘allá arriba’ -un lugar eufórico y auto-satisfactorio- está llegando a su fin. La cultura europea al completo ha sido privatizada y encerrada bajo llave. La única alternativa viable para aquellos de ‘allá arriba’ que quieren preservar algo vital, algo vivo, es la autodestrucción. Destruir la familia, destruir el deseo, confrontar la rabia y entregarse a los que viven ‘allá abajo’. Porque cuando no existe la alegría, solo la destrucción es capaz de hacer brotar la vida.

 

Macaigne sitúa su En manque en una fundación privada que mantiene la totalidad del arte europeo en una caja fuerte. Pero el autor, actor y director no critica una sociedad colapsada por sus propias certezas -y en la que un puñado de personas maneja la miseria de los demás-, sino que utiliza el teatro para ir más allá de nuestras verdades y obsesiones. Macaigne muestra un renovado deseo de vivir para evitar el colapso total y escapar de la angustia de la soledad. La pieza profundiza en las fantasías más íntimas de una mujer encarcelada que lidia con la melancolía. Se trata de una obra que escenifica la cruda lucha contra el mundo, una lucha por la vitalidad y por el deseo.

 

El teatro de Macaigne es intenso y brutal. Poderoso, agudo y devastador. Su vivacidad y su violencia -incluso se podría decir su crueldad- provienen tanto de la rabia como de la euforia; tanto del amor como de la desesperación; tanto de la ternura como del rechazo incondicional. Macaigne no busca la absolución ni la convicción, sino superar las ideas con las acciones y transformar el análisis en una acción colectiva. No se trata de agradar o de convencer, sino de activar. Su teatro es un teatro para despertar, para sorprender, y que funciona sin temor, sin vergüenza y sin restricción.

 

Coincidiendo con su presencia en el Festival de Otoño a Primavera, el Institut Français ha programado un ciclo de cine sobre Vincent Macaigne, en el que se proyectarán sus películas Pour le réconfort (lunes 19 de febrero, 20h), La bataille de Solférino (lunes 26 de febrero, 20h) y Les deux amis (lunes 5 de marzo, 20.00h). Más información en www.institutfrancais.es

 

 

 

UNA VENTANA A LO EXTRAORDINARIO

El Festival de Otoño a Primavera es una de las citas teatrales más relevantes del panorama internacional. Se celebra con carácter anual y lleva más de tres décadas acercando lo mejor de la creación contemporánea a la Comunidad de Madrid. En esta XXXV edición, que se extenderá hasta el 21 de abril de 2018, el festival invita al público a establecer nuevas relaciones con el teatro a través de once espectáculos de diez nacionalidades diferentes (Argentina, Suecia, México, Reino Unido, Bélgica, Francia, Suiza, Portugal, Italia y España). Artistas de reconocido prestigio y jóvenes imprescindibles de la escena contemporánea se dan la mano en un cartel lleno de contrastes.

 

A maestros como Mauricio Kartun y consolidadas compañías como Chapitô les dan la réplica nuevos colectivos a seguir como Gecko o Los Colochos. Creadores de tinte revolucionario -como Vincent Macaigne o Mårten Spångberg- comparten cartel con tótems de la escena como Toni Servillo o Anne Teresa De Keersmaeker. Además, dos realidades españolas vibrantes y diversas le ponen la guinda al programa. Por un lado, Sara Molina, una de las precursoras de la vanguardia patria, que regresa a los escenarios; y, por otro, La Joven Compañía, un proyecto de éxito por y para jóvenes artistas.

 

Fiel a su vocación multidisciplinar, el XXXV Festival de Otoño a Primavera de la Comunidad de Madrid ofrece propuestas para todo tipo de públicos de teatro, danza y performance, que pueden verse en cinco espacios de la capital: el Teatro de La Abadía, La Casa Encendida, la Sala Cuarta Pared, El Pavón Teatro Kamikaze y los Teatros del Canal. Es posible consultar la programación completa, a cargo del director artístico Carlos Aladro desde el año 2016, y la información práctica del festival en la página web www.madrid.org/fop

No hay comentarios

Publicar un comentario