Subir

Democracia en el espejo

 

Por Yaiza Cárdenas / Madrid 7 de febrero de 2018

 

El teatro es algo muy grande. Yo, personalmente, disfruto en especial aquel que posee un componente social o ideológico. Esas obras que, de la mano de la actualidad, consiguen que te replantees el mundo y su extraño funcionamiento. Esos personajes que o bien odias o bien amas con todas tus fuerzas, pero que no te dejan indiferente. Permanezco atenta a esas personas que transmiten sabiduría y que son el resultado de muchos años de lectura y reflexión. El teatro es algo muy grande que nos hace soñar teletransportándonos a cualquier escenario imposible de visitar en la realidad, pero a veces, este se desnuda, y la persona adecuada es suficiente para, sin tantas grandilocuencias, conseguir ser escuchado y dejar huella en los demás.

 

Este es el caso del actor y director José Luis Gómez que esta mañana ha presentado, junto a su compañero de dirección Carl Fillion, su obra Unamuno: venceréis pero no convenceréis en el Teatro de La Abadía. Durante la rueda de prensa, José Luis Gómez ha dejado ver su concienciación con la memoria histórica, que aumenta con el paso de los años.

 

Fotógrafo: Sergio Parra

 

Su tremendo conocimiento acerca del escritor y filósofo español, que empezó a fraguar a la temprana edad de 17 años, se acentuó con su interpretación de este mismo personaje en La isla del viento, película de 2015 dirigida por Manuel Menchón. El discurso del paraninfo que Unamuno efectuó en defensa de la razón y en contra del régimen franquista, al que había apoyado anteriormente, inspiran al actor y director teatral a profundizar en el porqué de este cambio de posicionamiento y en ese acto de honradez que se convirtió en “uno de los hechos de mayor valentía intelectual de la Historia de España”, según el propio José Luis Gómez.

 

Ese acto de expiación y reconocimiento de su error son el núcleo de la obra en la que, en forma de monólogo intimista, el “Otro” (actor que interpreta a Unamuno en escena), nos presenta al escritor teniendo en cuenta la época en la que se sitúa (cosa que no siempre se ha hecho). Colette y Jean-Claude Rabaté, biógrafos de Unamuno, han ayudado al actor a conocer ese contexto. Ambos se encontraban hoy en la presentación.

 

“El trabajo parte de los textos de Unamuno. Yo he escrito los nexos necesarios para hacer el relato posible” explicaba hoy el actor, el cual también ha afirmado que “la peculiar situación histórica que vivimos ha dado las circunstancias para traer este espectáculo”.

 

Sin decir nada, pero a la vez diciéndolo todo, el actor y director ha demostrado encontrarse en su elemento y, mediante una cita del personaje histórico al que interpreta, ha demostrado que la historia puede repetirse, aunque cambie de nombre o apariencia. “Se está produciendo un divorcio cada vez más grande entre el país y sus gobernantes” (Unamuno, 1864-1936).

 

La obra, una coproducción del Teatro Abadía, Universidad de Salamanca y Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, podrá verse en la Sala Juan de la Cruz del Teatro Abadía del 14 de febrero al 8 de marzo, coincidiendo con el XXIII aniversario del teatro y abrirá un ciclo de espectáculos sobre la Memoria Histórica y el compromiso con la lengua castellana, que continuará con Azaña, una pasión española (8-25 marzo) y Tiempo de silencio (26 mayo-3 junio).

 

 

Unamuno: venceréis pero no convenceréis

Teatro de La Abadía. Del 14 de febrero al 8 de marzo

No hay comentarios

Publicar un comentario