Subir

De risas con… Francisco Páez

 

“El humor es el mejor punto de vista”

 

 

A muchos os sonará de Comedy Central. A otros, de verlo en locales de esos que, cual oasis de resistencia creativa, apuestan por el ‘stand up comedy’ como arma contra la mediocridad. El joven malagueño Francisco Páez lleva una década como cómico irredento. Le encanta el humor más heterodoxo, el que cuenta verdades, aunque sean incómodas, pero si tiene que elegir un recuerdo hilarante no duda en acordarse de sus amigos. De sus chorradas. Las que inspiran quizá una línea argumental (o no) para próximos monólogos. Y, como cree que el panorama cómico necesita mejorar con mucha más proyección por doquier, nuestro artista invitado ha grabado su propio vídeo en YouTube: Me importa tres cojones. Una actuación donde desmenuza la vida bajo el mejor punto de vista posible. Sí, el humor. Tampoco os perdáis sus shows con Charlie Under o los diversos canales donde da rienda suelta a sus reflexiones locas. Paco Páez, ¡bienvenido a Godot!

 

 

Por Jorge Gª Palomo/@jorgegpalomo

 

 

¿Cómo se definiría Francisco Páez así, a bote pronto?

¿Cómo? Pfff…

 

¿Qué cosas realmente te importan tres cojones (con perdón, pero así lo dices tú con mucha gracia)?

El fútbol, la moda, las hipotecas, los iPhones, Twitter…

 

¿Vivimos una edad de oro de la comedia?

Siempre es buena época para la comedia en el sentido de que la gente siempre se quiere reír, aunque cambian los formatos. Para los monologuistas… en España es una época funesta. En la tele están los cómicos consagrados desde hace 15 años; en Internet, los ‘youtubers’; y en los bares, los cuentachistes o los que tienen los textos más convencionales y rancios. Aún así, quedan locales dignos donde la gente va a escuchar y son capaces de reírse con algo que se salga de la madre y la zapatilla de los cojones. Pero, en general, en España hay más cómicos que nunca, muchos buenísimos, que escriben y actúan genial y nadie les conoce. Sigue habiendo público que va a ver monólogos, pero cada vez menos van a ver a un cómico concreto. Esto se debe, claro, a que no tenemos visibilidad en televisión ni en Internet; por tanto, solo nos queda darnos palmaditas entre nosotros.

 

¿De qué y con qué se parte de risa Francisco Páez? Nombres propios e impropios, de aquí y allá, como nuestro amigo en común Charlie Under…

Charlie da en el clavo. Me río como diciendo “Hijoputa, qué bien ha sintetizado lo que pienso en una broma”. Como en Los Simpsons. Eso es una de las cosas que más me gustan en los monologuistas. Luego, a la hora de partirme, de tirarme al suelo, suele ser con estupideces: me descojono con amigos de toda la vida cuando les miro la cara en una situación en la que no podemos reírnos, me muero de risa con South Park, Padre de Familia, ‘los Chanantes’, historias de gente cafre rollo El Diario de Patricia; me gusta el disparate, hacer el tonto por la calle… Una de las veces que más me he reído en mi vida fue una noche que mi colega Julio compró una caña de chocolate en una gasolinera y cuando le dio el primer bocado vio que era de crema. Entonces propuso cerrar el plástico con el mechero, como los chivatos de hierba, y devolverla; casi me muero. (Risas).

 

El teatro y la cultura son para Francisco Páez…

El teatro es una forma de arte. La cultura es curiosidad, inquietud por saber qué somos y qué es lo que nos rodea; saberte fechas y nombres de monumentos no es cultura sin lo anterior.

 

El humor…

Un punto de vista. El mejor.

 

Youtube…

La nueva tele.

 

¿Cómo andas de memoria, por cierto? (Momento promo, afirmo. Tira de caché.)

Si no recuerdo mal, tengo muchos días buenos con Charlie Under en nuestro show, Memoria Caché

 

¿Cómo se respira el humor en España? ¿Sanote o tóxico?

Depende de dónde metas la nariz.

 

¿Cómo se te ocurre la línea argumental de los monólogos? ¿Inspiración?

Según. A veces tengo mil cosas escritas y veo una forma de conectarlas y otras se me ocurre antes el concepto que las bromas. Otras veces no existe línea… Depende.

 

¿Dejas algún títere con cabeza?

Si pienso que tengo motivos para decir algo, lo digo.

 

¿Cómo fue tu primera vez… en escena?

Muy bien. En un concurso en Málaga. Me encantó, de los mejores momentos de mi vida como cómico. A la semana volví al mismo sitio, a la final del concurso, y me comí una mierda como un piano, de las peores.

 

¿Algún consejo para la osadía de la comedia frente al público?

Pues te diré el mejor que me han dado: la verdad.

 

Un momento inolvidable de tu vida fuera de los escenarios, acaso vinculado con el humor, quién sabe…

Las noches de verano del 90 y tantos… Momentos inolvidables en Villanueva de Algaidas (Málaga), jugando a ‘hacer risas’ en la parada del autobús.

 

Un teatro o lugar para reír sin parar. ¡De Madrid o del mundo entero!

La Cuna de Elche, Sala Garufa en Sevilla, la Iglesia Patólica de Leo Bassi en Madrid, Comedy Ninja (Madrid), Picnic (Madrid), Intruso Bar (Madrid)…

 

Una película, libro y/o canción para sentirnos bien en épocas aciagas.

Película: Pequeña Miss Sunshine. Libro: Ranciofacts, de Pedro Vera. Canción: Sol de sábado, lluvia de domingo, de Elphomega.

 

Un viaje inspirador para gente molona, como todos nosotros…

Formentera.

 

Un sueño de futuro, tal vez un sueño cómico o húmedo.

Nunca trabajar en una multinacional rodeado de jefecillos y lameculos.

 

Dónde localizarte, cómo y por qué. Momento de autobombo, web, correo postal para recibir obsequios…

Tengo una web www.puretown.es… Un canal en YouTube llamado Psicoilógicos y una página en Facebook llamada Pure Town–Francisco Páez. Y hay que localizarme… ¡porque sí! (Risas.)

 

¿Algo que dejemos en el tintero y te parezca ignominioso que se me pase a estas alturas del test?

Recientemente, he grabado un monólogo de 35 minutos autoproducido que podéis encontrar en YouTube. Se titula Me importa tres cojones.

 

Y concluimos con un mensaje a los lectores de Godot y teatreros del mundo, ávidos de cultura, risas, sexo (¡mucho sexo!) y espectáculos. Espectáculos, entre otros recomendables, como los de los amigos Francisco Páez y Charlie Under…

¡Gracias por la entrevista y un saludo a todos los que os leen!

 

(¡Palabras de un cómico… con un par (o tres)! ¡Gracias, risas, salud y abrazos!)

No hay comentarios

Publicar un comentario