Subir

De risas con… Dani Alés

“El humor es búsqueda, introspección y algo de terapia”

 

 

Dani Alés lo mismo te escribe El mejor monólogo de la historia que se marca unos trucos de magia… Con cartas y a lo loco. Lo podéis ver en la Chocita del Loro y en el Teatro Lara de Madrid, pero lo mejor es seguir todos sus pasos en su web: www.daniales.com. Perdón: lo mejor es reír a carcajadas con sus dardos envenenados. Porque, como confiesa en nuestro test bienhumorado, le fascinan los cómicos que arriesgan. Y sí, él forma parte de ese grupo de humoristas honestos, sinceros y osados. Esos tipos capaces de interrumpir al presidente del Tribunal de su tesis para ir al baño. No en vano Goyo Jiménez afirma que “Dani Alés hace de la necesidad una virtud, y de la virtud una necesidad. Como Mohamed Alí, vuela como una mariposa y pica como una abeja”. El guionista madrileño, crack de la factoría Comedy Central, incluso dirige un congreso de monólogos. ¿Casualidad o magia? ¡Bienvenido a Godot!

 

 

Por Jorge Gª Palomo/@jorgegpalomo

 

 

¿Cómo se definiría Dani Alés y desde cuándo esta pasión por la ‘commedia’, como dice Ignatius?

Mis amigos dirían que soy inseguro, contradictorio y bastante idiota: creo que debería empezar a quedar con otra gente. Mi hermano pequeño te diría que además estoy loco, pero ¿qué sabrá ese psiquiatra? La pasión por la ‘commedia’ me vino de golpe con 24 añitos y toda una vida de mierda por delante.

 

¿Cómo es tu día a día y cómo te pilla la inspiración?

Creo que soy un vago que trabaja mucho, o sea: las ideas surgen en medio o como consecuencia de un conflicto absurdamente existencial.

 

¿Vivimos buenos tiempos para la lírica humorística?

Vivimos tiempos de desolación y espanto, o sea, que sí. Pero, ¿y cuándo no?

 

El humor para ti es…

Búsqueda, introspección y algo de terapia. Y eso que decía Kant de que es la súbita transformación de una ansiada espera en nada.

 

La magia es…

Una orfebrería que consiste en transformar el escepticismo en posibilidad, en duda y, si hay suerte, en fascinación. Tiene su secreto, es decir, su técnica (psicología, atmósfera, manipulación), pero en ocasiones logra producir el impacto leve o rotundo de asomarse a un paisaje imposible, y eso mola.

 

La televisión, la radio son…

Objetos que, si los dejas caer, hacen bastante ruido; y, si los enciendes, todavía más.

 

Las redes sociales son…

Ensimismamiento y tontería.

 

El teatro y la cultura son…

El teatro es una de las más bellas formas de celebrar el desconcierto de la existencia. La cultura algo tiene de refugio y algo tiene de pose. Creo que era Octavio Paz quien decía algo así como que “el ser humano escucha la música del universo y se escucha a sí mismo en silencio”: creo que la cultura es culpable de ese destierro. Lo contrario a la cultura no es la incultura, sino el sexo.

 

Y la literatura…

Una droga de aspecto aburrido y efectos devastadores.

 

 

 

 

 

 

Comedy Central es para Dani Alés…

El canal de televisión que puso su corazón en los monólogos, en la comedia de stand-up, y facilitó que un puñado de descerebrados grabásemos nuestros monólogos.

 

¿Qué y quiénes te hacen descojonarte? Nombres propios e impropios de la comedia en España, el infinito y más allá.  

El problema aquí no es nombrar, sino omitir, es decir, buscarse nuevos enemigos gratis… (Risas.) Sin mencionar a nadie, diré que me apasionan los cómicos que arriesgan, para los que la comedia no es un oficio, sino un modo de mirar, de respirar, de ducharse. Los que consiguen que no sepa ya ni de qué me río porque me vuelven loco, los que escriben desde la honestidad y el dolor, los que me estremecen. Esos, y Louis CK. Y mi sobrino de cuatro años, porque es el tipo más gracioso que conozco.

 

¿Cómo recuerdas tu primera vez… en escena?

Me da bastante rabia, pero no la recuerdo. Recuerdo muchas veces fracasando estrepitosamente; actuaciones en las que no se reía nadie, y la gente me miraba con una mezcla de lástima y vergüenza ajena y yo ahí, sintiéndome un farsante al que acabasen de desenmascarar.

 

¿Dónde podemos disfrutar actualmente de tu talento cómico?

Mi talento cómico lo disfruta mi asesor fiscal en cada declaración de Hacienda, pero mi espectáculo de comedia se puede ver los sábados en La Chocita del Loro, y el de magia en el Teatro Lara. Los espectáculos los anunciamos en la web www.daniales.com.

 

Para ser cómico, para hacer un buen monólogo… ¿alguna clave rauda y veloz?

Ser patético. Si molas, este no es tu sitio. ¡Largo de aquí, payaso! (Risas.)

 

Un momento inolvidable de tu vida fuera de los escenarios, acaso relacionado con el humor y la magia… Quién sabe.

El día que defendí mi tesis doctoral y, después de cuatro horas, tuve que interrumpir al presidente del Tribunal para ir al baño.

 

Tu tema, chiste o comentario preferido e infalible…

Infalible, en comedia, no creo que haya nada… pero a mí me gusta adentrarme en cualquier cosa que me inquiete de una manera salvaje: las relaciones humanas, el sexo, la identidad, el miedo y el fracaso.

 

Un teatro o lugar para reír a carcajadas. De Madrid o el mundo entero.

La Chocita del Loro y el Teatro Lara, cuando actúo yo, y solo yo. Los demás no importan, ¿vale?…

 

Una película, libro y/o canción para sentirnos bien en épocas anodinas.

Me apasiona un libro titulado Ebrio de enfermedad, de Anatole Broyard. Está en la editorial La Uña Rota, cuyo catálogo es oro puro.

 

Un viaje inspirador para gente sensacional, como todos nosotros…

En España, me alucina la zona de Pinares, en Soria (Vinuesa, la Laguna Negra, Urbión…); en el mundo, fui muy feliz en Tokio, pero creo que es porque estuve poco.

 

Un sueño de futuro, acaso un sueño cómico.

Decía Cicerón algo así como “una biblioteca y un jardín, con eso basta”, a lo que añadiría una chimenea grande y una barbacoa.

 

Algo que me haya olvidado y te parezca ignominioso y quieras decirlo públicamente aquí, sin filtros, ¡con todas las letras, oiga! ¿Lo del Congreso Universitario sobre Monólogo Cómico de la UAM?

El Congreso de Monólogos es una idea que tuvimos en una cena mis directores de tesis y yo, y que se nos ha ido completamente de las manos. La idea es atender y dignificar académicamente el fenómeno apasionante y desgarrador que es la comedia de stand-up en toda su dimensión.

 

Un mensaje a los lectores de Godot y teatreros del mundo, ávidos de cultura, sexo salvaje, magia, risas y espectáculos…

Venid a verme: hacedme rico.

 

¡Palabras del gran Dani Alés!… Este periodista no se hace responsable de las opiniones vertidas -y divertidas- por la gente de la comedia y otras perversiones.

 

No hay comentarios

Publicar un comentario