Subir

De la página al escenario (o viceversa). Promoción RESAD 2017

Por Ana Fernández Valvuena

Jefa del departamento de Escritura y Ciencias Teatrales de la RESAD

 

La carrera de Dramaturgia se corona siempre en la RESAD con libros como Teatro: Promoción RESAD 2017, que recogen los textos de nuestros titulados; pero desde hace un lustro el momento se acompaña también con el montaje de dichas piezas, u otras de su autoría, en la asignatura de 4º Prácticas de Dramaturgia y Representación. Un punto de llegada, ya maduro, de una histórica reivindicación: ver representados los textos de nuestras y nuestros estudiantes dramaturgos, aunque sea con medios modestos. El reto de estas asignaturas es hacer que las palabras salten de la página al escenario, y que las y los estudiantes se midan con su representatividad, dirigiéndolas ellos mismos. Así, las piezas que reúne este volumen se desplegaron antes sobre el terreno polvoriento del escenario que en tinta impresa, por lo que llevan, sin duda, el sello de calidad, la prueba del nueve de que son literatura no menos que carne de escena.

 

Las cuatro piezas aquí editadas, La niebla, Wish you were here, Las espigas del sueño y Una historia sórdida, fueron dirigidas por sus propios autores y autoras: Gabriel Fuentes, Tamara Gutiérrez, Jana Pacheco y Ana de Vera, que, desde sus dedicatorias, declaran esta deuda con la escena. Estos cuatro artistas, hoy ya integrados en el medio profesional, demuestran con la edición de sus textos, antes estrenados, que la apuesta que hicimos los que abogamos en su momento –no sin fatiga– por que los estudiantes de Dirección cursaran asignaturas de Escritura Dramática y los de Dramaturgia se midieran con la puesta en escena, no andábamos del todo errados. Cada vez son más los alumnos de Dirección que culminan su licenciatura montando una pieza propia, fruto de su paso por la clase de Escritura Dramática. Mientras que las muestras de nuestros dramaturgos y dramaturgas han dejado de verse como un tímido intento por salir del refugio del gabinete y hoy recorren los escenarios nacionales sin complejos, incluso antes de ser carne de imprenta.

 

¿Acaso no ha sido así tantas veces en la historia del teatro y en la de la literatura dramática? Del escenario a la página, o viceversa, cada uno recorre su camino. Larga vida al vuestro, Ana, Gabriel, Jana y Tamara, hoy compañeros nuestros de oficio. Ha sido un honor acompañaros por un trecho.

 

No hay comentarios

Publicar un comentario