Subir

‘¡Corre!’ Drama entre hermanos

 

Carlos Librado ‘Nene’ y Nur Levi protagonizan esta obra escrita y dirigida por Yolanda García Serrano, que se podrá ver en el Teatro Galileo del 11 de octubre al 5 de noviembre

 

Por Álvaro Vicente / @AlvaroMajer

 

La práctica del running ha colonizado las ciudades como una plaga, para regocijo de los fabricantes de ropa deportiva. A veces tengo la sensación de que toda esa gente que corre, en realidad huye, está huyendo no se sabe muy bien de qué, quizás es tan solo una huida hacia adentro en una vida tan entregada al exterior. Por eso no se corre hacia ningún sitio, sino que se da vueltas porque el único destino está en uno mismo. Es muy legítimo. El caso es que la huida está en el centro de esta obra que la autora, guionista y directora Yolanda García Serrano inventó como guión de cine y que, ante la falta de financiación (¿hola, está el cine español?), y espoleada por su amigo Joaquín Oristrell, acabó siendo obra de teatro. Tras manejar muchos títulos, la idea de la obra se destiló en este imperativo casi bíblico. Corre, huye, no mires atrás o te quedarás petrificada para siempre. Se estrenó la pasada temporada en la Sala Mirador, y ahora hace temporada en el Galileo.

 

¿De qué hay que huir?

Emma y Kico son hermanos. Él está en la cárcel. Ella le visita para informarle de que su madre ha muerto y de que pueden vender su casa y repartirse el dinero. Son buenas noticias. Es una oportunidad para dejar atrás un tiempo oscuro. A él le parece muy bien, pero está centrado en las próximas Olimpiadas Carcelarias, para las que se está entrenando duramente, porque un buen resultado le puede rebajar la condena. Es un tipo acostumbrado a correr, casi aprendió a correr antes que a andar, primero delante de su madre, luego delante de los profesores. Finalmente delante de la policía. Su historial delictivo es inversamente proporcional a su compromiso con cambiar hacia una vida más “normal”. Pero Emma no pierde la esperanza, es su hermano y, aunque se siente timada por la vida, también entiende que sólo ella puede hacerse cargo de un tipo que, además, tiene la extraña cualidad de caer bien y ser gracioso, al margen de sus arranques violentos.

 

La familia va contigo siempre

Es un tópico. La familia no se elige. Y, encima, no te la puedes quitar de encima nunca. La relación entre hermanos, ese amor tan distinto a otros, es de las más difíciles de entender y contar. “Esto es un ejemplo de eso que a veces pasa, que te toca en la vida una persona como Kico que ha nacido para molestar”, nos cuenta la autora. “Kico ha nacido para hacerse la vida imposible él y hacérsela dolorosa a los demás, sobre todo a quién más le quiere, que es su hermana. Pero ella está acostumbrada a él, sabe llevarle, es muy amorosa. Lo que pasa es que llega un momento en que te acabas convenciendo de que hay algunas personas que, por muchas oportunidades que tengan, no van a cambiar jamás.”

 

Para una autora acostumbrada a la comedia, enfrentarse a estos personajes, a los que dice conocer bien por estar inspirados en gente que conoce, resulta un ejercicio doloroso pero necesario, porque más allá de lo que pasa en la función, hay un mensaje claro, aplicable a todas las relaciones donde el amor ha dejado de ser el sustento y es el maltrato el pentagrama por el que discurre la chirriante melodía de la convivencia. “Nada engancha más que las malas personas. Kico le amarga la vida a Emma, le provoca discusiones con su marido, altera su vida, ella se promete no volver a verle, pero hay algo ahí que tiene que ver con las tripas… Está claro que es una mala persona, ella lo sabe y él lo demuestra una y otra vez, pero ahí sigue”, comenta García Serrano. Extraños resortes hacen que la maltratada acabe dándole el carnet de víctima al maltratador. Finalmente, Kico y Emma correrán en direcciones opuestas. Él seguirá empeñado en sus olimpiadas, ella se marchará. “Por todos los medios hay que intentar irse del sitio donde te hacen daño, hay que cortar el enganche con las malas personas, sean familiares o sean tu pareja. No hay que dejarse llevar por las malas personas. Nunca.”

 

¡CORRE! 

Autora y directora: Yolanda García Serrano

Intérpretes: Nur Levi y Carlos Librado ‘Nene’

Teatro Galileo. Del 11 al 5 de noviembre