Subir

Clásicos contemporáneos en la RESAD

 

Por Yolanda Porras y Antonia García

 

A mediados de diciembre se representan en la Real Escuela Superior de Arte Dramático los montajes finales de los dos grupos de alumnos del itinerario de Interpretación en el Teatro de Texto. Pedimos a Yolanda Porras y Antonia García, profesoras y directoras de Divinas Palabras, de Valle-Inclán, y de El Mercader de Venecia, de Shakespeare, respectivamente, que nos cuenten cómo han afrontado estos procesos formativos y de creación.

 

Con una de las obras más crueles y violentas de Valle-Inclán, Divinas palabras, los alumnos de cuarto de Interpretación Textual de la RESAD cierran este curso su etapa formativa.

 

Después de transitar por su sobrecogedora experiencia en la Primera Guerra Mundial, Valle realiza un viraje ideológico y estético: de la evasión al compromiso, del Modernismo al esperpento. En constante rebeldía con un presente que repudia, donde el hombre se destapa como un lobo para el hombre, Valle, inconformista e incómodo para los demás, busca recursos artísticos más eficaces en su crítica al ser humano.

 

En este momento de cambio escribe Divinas Palabras, donde no cabe la piedad ni la compasión. La disputa familiar por la explotación de un discapacitado engendrará en la manada la envidia, el odio y la traición.

 

Paradójicamente estos alumnos del itinerario de Interpretación Textual han optado por una obra donde el texto, la palabra, convertida en mordisco, piedra o aullido, es incapaz de parar esas fuerzas devastadoras. Sólo un milagro, las ininteligibles divinas palabras, podrá detener la mano dispuesta a arrojar la primera piedra.

 

El montaje ha sido un ejemplo de trabajo en equipo. A los actores (Mar Roldán, Manuel Vega, Víctor Lancho, Álvaro Molero, Diana Gallego, Cristina Marín, Jorge González, Borja Rodríguez, Francisco Morales, Nuria Gil, Carmen García-Quismondo, Pepe Serrano, Juan Maroto, Bárbara Monzú , George Marinov y Ana Cañas) se suman en el equipo artístico, profesores (Ana Llena, Mercedes de Blas, Sergio Leal y Consuelo García), técnicos (Txabi Pastorius), egresados (Elisa Cano, Kira Roldán) y alumnos de otros grupos (Bentor Albelo). Nada hubiera sido posible sin su generosidad y entrega.

Yolanda Porras

 

Elenco y directora de Divinas Palabras

 

 

Hace veinticinco años participé como actriz en un montaje de El mercader de Venecia en el CDN. Recuerdo que me pareció un texto tremendamente actual y oportuno para el momento que vivíamos. De nuevo hoy, cuando lo retomo para trabajar y para montarlo con mis alumnos de cuarto de Interpretación Textual de la RESAD, vuelve a maravillarme su absoluta vigencia.

 

Posicionamientos radicales e irreconciliables entre dos sociedades, las leyes y la justicia aplicadas hasta extremos insospechados generando una justicia injusta, el mercado y el mercadeo como postura vital o los paraísos fiscales que protegen las inversiones de los poderosos son, entre otros, los temas que podemos encontrar en esta obra escrita a finales del siglo XVI.

 

Poner en pie este montaje ha sido posible gracias a la colaboración de mucha gente e instituciones. De profesores como Yolanda Pallín, Helena S. Kriukova, Vicente León y Mercedes Díaz Chopite, que han ayudado desde sus disciplinas y magisterio; antiguos alumnos como Yeray González, que, con el apoyo de Kira Argounova, ha diseñado y realizado la escenografía y la iluminación; Kevin Dornan que se ha encargado de la dirección de la música en vivo que interpreta todo el elenco; y el CTE y el CDN que nos han cedido un vestuario maravilloso, coordinado por los alumnos Berta Navas, Víctor Longás y Ana Sousa.

 

Pero sobre todo ha sido posible gracias al trabajo y al talento de los actores. Bentor Albelo, Icíar Borges, Álvaro Siddharta, José Cameán, Manuel Campos, Pablo Chaves, Guiomar De la Cruz, Kevin Dornan, Raquel Escudero, Pablo Sevilla, Daniel Ibáñez, Almudena Pascual, Álvaro Rico, Víctor Sainz, Pablo Justo, Raquel Vicente y Luna Zuazu, dan vida a los personajes de la obra. Se despiden con este trabajo de un periodo de aprendizaje que les ha mantenido unidos durante cuatro años. En un futuro próximo se incorporarán a esta profesión que aman, respetan y anhelan. A todos ellos les deseo mucha suerte, y que se vuelvan a encontrar trabajando en escena muchas veces.

Antonia García

 

El mercader de Venecia. Foto: La dalia negra

 

Nuevos dramaturgos y Premio a la Mejor Labor Editorial para la RESAD

 

En el Teatro Valle-Inclán, en el marco del Salón Internacional del Libro Teatral, se hizo entrega a la RESAD del Premio a la Mejor Labor Editorial, concedido por unanimidad por la Junta Directiva de la Asociación de Autoras y Autores de Teatro (AAT), por su relevante y dilatado apoyo a la difusión y al estudio de la escritura dramática actual. En el Salón también recibió el profesor José Cruz el Premio Jesús Campos de Textos Teatrales por su obra Las malagueñas y se presentó el nuevo volumen de Piezas Breves. Alumnos RESAD, con obras de los jóvenes dramaturgos que, desde las aulas de la escuela, empiezan a forjar su camino literario. Recordad estos nombres: Ismael Carreño, Ismael Gil Candal, Eva Mir, Celia Morán y Javier Pellicer Gesto (foto inferior). Puede que ahora mismo no os sean familiares. Pero lo serán, como los de Paco Bezerra, Lola Blasco, María Velasco o Alberto Conejero, que transitaron las mismas aulas y publicaron sus primeras obras también en esta colección.

 

No hay comentarios

Publicar un comentario