Subir

África fantasma. Naves Matadero

Un territorio de fantasía e imaginación creado por  João Samões en la que una puesta en escena desnuda y una única actriz nos invitan a reflexionar sobre el colonialismo y el racismo. [entradilla]

 

El director, dramaturgo e intérprete portugués João Samões (Lisboa, 1979) plantea en esta pieza de teatro memorias y reflexiones sobre el colonialismo y el racismo. Un cocodrilo, “animal voraz y arcaico, metáfora perfecta de nuestra violencia y de todas las formas de depredación”, según Samões, desciende con el sonido de un helicóptero. Y sobre su dorso, la actriz Paula Diogo lanza textos poéticos combativos escritos por Frantz Fanon y Aimé Césaire.

 

Así comienza esta pieza donde África se transforma en un lugar de representaciones imaginarias, un inmenso territorio sobre el que se proyectan todas las fantasías y los fantasmas. “Tenía pocos meses de vida cuando mi madre me llevó a África. Creo que la fascinación que tengo por la forma de las artes tribales africanas se debe a haber pasado mis primeros años de vida en una ex colonia portuguesa. Traigo el fantasma de todo un continente bajo la piel”, explica Samões. Además de dramaturgo, Samões es antropólogo y ha estudiado las técnicas del cuerpo, la improvisación y la composición coreográfica en Lisboa y Nueva York.

 

Del 26 de septiembre al 1 de octubre se proyectará, además, una videoinstalación sobre esta misma pieza en la Sala de Hormigón.

 

Naves Matadero. 28 y 29 de septiembre

No hay comentarios

Publicar un comentario