Subir

Abre la Sala Equis

 

 

Fotos de @ Lucía M

 

 

Con diferentes áreas dedicadas al cine, conciertos, actividades culturales y gastronomía, los promotores de El Imparcial inauguran Sala Equis, un gran multiespacio de más de 700 metros cuadrados que arranca con el propósito de rescatar el uso de la cultura y el ocio del antiguo cine Alba de Madrid.

 

Construido durante la II República, se mantuvo hasta hace poco como el último cine porno de la capital, y guarda entre sus paredes parte de la historia del siglo XX. El espíritu de ‘plaza en fiestas’ y una programación cultural y cinematográfica configura un nuevo eje de ocio cultural en la ciudad.

 

Madrid es una ciudad inagotable en la creación de grandes historias. Sala Equis nace con el objetivo de incorporarse a la creación de muchas de ellas como promotor y agitador cultural a través de ciclos de cine durante todo el año, conciertos acústicos y diferentes formatos de representación escénica. Un punto de encuentro cultural y social de referencia en sus distintas áreas.

 

Con su apertura se cumple el sueño del equipo responsable del espacio El Imparcial que, desde un primer momento y gracias a la gran acogida del público, tuvo en mente rehabilitar el gran edificio histórico anexo de los cines Alba para dotarlo de nueva vida y recuperar su uso cultural y de ocio (y de paso rescatarlo de la amenaza de las grandes superficies alimentarias o los gigantes grupos textiles). El propósito era claro: crear un espacio de colectividad y de ocio no convencional que diera respuesta a los usos y costumbres del S. XXI. Nuevas rutinas y consumo cinematográfico con propuestas en forma de ciclos temáticos, encuentros de discusión y propuestas escenográficas ad hoc para Sala Equis . En resumen, devolver un espacio tradicional de ocio y cultura a la gente.

 

 

 

 

 

 

Espacios Salas Equis

 

TERRAZA DE ENTRADA. Un amplio pasillo con estructura de callejón da acceso a Sala Equis. Se trata de una terraza bajo techo que recibe a los visitantes, y supone una de las primeras zona de encuentro y de debate entre mesas bajas.

 

SALA PLAZA . El espíritu de una ‘plaza en fiestas’ articula el gran espacio de Sala Equis. Protagonizado por un gran lucernario que deja pasar la luz natural, esta sala cuenta con una gran pantalla de proyección, barra con selección de propuestas gastronómicas para compartir y diferentes zonas de estar repartidas entre bancadas de madera, tumbonas y columpios. Una impresionante vegetación completa el espacio. El espíritu de ‘plaza en fiestas’ propiciará el encuentro entre la gente que se acerque a Sala Equis a ver qué ocurre. Se convertirá así en un espacio único en la ciudad de Madrid de ambiente relajado y acogedor.

 

-Actividades a desarrollar: programación de proyecciones –películas, conciertos, videoclips, galas cinematográficas y musicales-, teatro y representaciones escénicas ad hoc para el espacio. Conciertos en acústico.

 

SALA CINE. Comprende 55 butacas y se destina en exclusiva a ciclos cinematográficos propuestos por Sala Equis. La actividad de proyección se distribuirá entre ciclos temáticos y reposiciones , así como en pases de prensa para distribuidoras y eventos vinculados con el universo cinematográfico. La programación correrá a cargo de Sunset Cinema , la factoría de experiencias cinematográficas pop up . Para comenzar su andadura, desde Diciembre de 2017 se programarán los ciclos ‘Grandes Óperas Primas’, ‘Cine y Erotismo I. Películas en la década de los 70’, ‘Matinales Fantásticas’ y ‘Nuevas Visiones de Cine en Madrid’.

 

 

El proyecto de recuperación del espacio se ha llevado a cabo por el estudio de arquitectura e interiorismo PLANTEA y la empresa PAYSER BIG&SMALL.

 

 

 

Un edificio con historia y con vocación de resistencia: de redacción de un periódico a Sala X

El edificio es un palacete que entre los años 1913 y 1933 albergó la redacción del diario El Imparcial, y que deja entrever aún hoy en sus paredes y techos el aliento artístico e intelectual de aquel Madrid. En su redacción se elaboraban Los Lunes de El Imparcial, el suplemento cultural en lengua española más importante de la época y donde colaboraban asiduamente los grandes nombres de la generación del 98 (Unamuno, Azorín, Baroja, entre otros).

 

Sin embargo, el periódico sufrió los vaivenes de la época y apenas sobrevivió a los tumultuosos acontecimientos de la España del primer tercio del siglo XX. En el año 1933 el diario cerró, y en su patio se edificó el cine Alba.

 

En los años 80, el cine Alba pasó a ser una Sala X, de las últimas que quedaría abiertas en Madrid. Este cine ha sobrevivido milagrosamente a sucesivos intentos de demolición, gracias al empeño de la familia propietaria, quienes han defendido su valor cultural y desde siempre han tenido en consideración el potencial de ese espacio como centro cultural.

 

Con Sala Equis cristaliza así la voluntad de conservación de un espacio único en el centro de Madrid, tanto por parte de los responsables de El Imparcial como de la familia propietaria.

No hay comentarios

Publicar un comentario